Archives for posts with tag: Política

y de postre una cita:

O eres parte del problema o eres parte de la solución o simplemente parte del paisaje.

Robert De Niro como Sam en Ronin (1998)

Actualización:

Ahora he añadido una tabla con las alternativas más populares y la posibilidad de votarlas. Se puede incluir en varios webs/blogs añadiendo el siguiente código (lenguajes disponibles en, es, pt):

<iframe src="http://comunes.org/omundo/omundo.html?locale=es" width="600px" height="750px" align="left" scrolling="no" frameborder="0"></iframe>

Nada del otro mundo, pero bueno, puede llegar a ser interesante hacer este subconjunto de alternativas en la wikipedia…

Esta cita me la guardo:

No entiendo por qué a los que no supieron predecir la crisis ahora se les da crédito para predecir su final.

Rotunda. Leída a jdelacueva en su twitter.

Acabo de publicar troco, un experimento de desarrollo de un sistema simple y descentralizado de intercambio de bienes entre pares.

Es como un sistema de intercambio de pagarés en los que se reflejan y se tienen en cuenta intercambios de bienes, deudas y cancelaciones de deudas.

Está inspirado en el sistema WAT e i-WAT japonés. Este último, que es la versión digital del primero es un dolor en cuanto a dificultad de uso por "personas humanas" en mi opinión.

Por ahora, lo que hay desarrollado de troco usa google wave y por ahora tiene este aspecto:

Lo que más me interesa de este tipo de sistemas es que son totalmente descentralizados, es decir, las transacciones se realizan entre personas pero no se puede tener constancia de las mismas, no como otros sistemas, muchos web-céntricos en los que la información se maneja y controla en un solo sitio. No dependes de terceros (como mucho de tu servidor wave, que es como depender de tu servidor de correo).

La idea es intentar hacer todo esto seguro y por otro lado añadirle un sistema de reputación para saber con quien estás tratando (en ebay, por ejemplo, se valora tanto al comprador como al vendedor y antes de hacer una transacción sabes lo que otras personas han valorado a la parte contratante de la primera parte 😛 ).

Este tipo de sistemas de intercambio es algo en lo que llevo un tiempo pensando y con lo que comienzo a experimentar más allá del "humo" y la indecisiones de como implementarlo.

También andamos madurando un sistema similar para intercambiar semillas (pero adicionalmente usando el papel si no eres muy de usar ordenadores). El funcionamiento es sencillo: Te damos semillas pero a cambio nos tienes que devolver de aquí a dos años una cantidad similar de ellas. Las semillas se copian 😉

Si asemejamos un banco de semillas a una biblioteca, las bibliotecas prestan libros con la condición de que se devuelvan en cierto plazo y en el mismo estado. Y esa es la condición para que sigan habiendo libros y que estos se sigan prestando. Si no los devuelves (ni los libros, ni las semillas) pues se te penaliza. Por eso es importante el sistema de reputación. Así minimizas la tragedia de los comunes.

Por ahora troco es totalmente inseguro, pero bueno, todo se andará si no se ponen las cosas muy en contra (por ahora hay muchos aspectos de uso de wave que están por decidir y que le pueden afectar bastante). En fin, que por ahora es para uso en redes de confianza que por cierto son las que me interesan.

El logo de troco está basado en el símbolo monetario genérico ¤ que se usa cuando la moneda no tiene un símbolo propio. La verdad que me quedan todos los logos iguales…que obsesión.

Para quien le coja un poco frío todo esto y quiera contextualizar en el momento de crisis actual le recomiendo esta cita del artículo Complementary Currencies in Japan Today (del 2003 ó 2004):

«Japan isn’t dealing with a “Japanese crisis” as is typically described in the Western media, but rather with a structural world crisis that chronologically happens to have first hit Japan.(…) We can expect the US to follow a similar path of denial particularly in an election year, repeating the mantra that the Japanese have heard for fourteen years: “next year, the economy will be back to normal.” It is under this light that what is going on in Japan in the domain of complementary currencies is relevant for the rest of the world. The second largest economy of the world has turned itself into a real-life laboratory for resolving a variety of economic and social problems from the bottom up, thanks to monetary innovations. Can the rest of the world afford not to learn from those experiments?»

No se si era en este mismo artículo donde leí que este tipo de iniciativas se han dado siempre en momentos de crisis (en los años 30 en EEUU, en Asia en los 90, en Argentina en el 2001), lo único que en mi opinión ahora disponemos de otras tecnologías que pueden facilitar este tipo de actividades.

Ah, ya que estamos, en cuanto a los signos de recuperación económica, no me creo nada… y los mantras me gustan pero cuando hago yoga. En mi opinión, después de esta crisis etérea financiera viene la energética y medioambiental (mucho más real).

Como en otras ocasiones, comentarios, ideas, ayuditas, bienvenidas…

Sigo de recomendaciones.

He redescubierto el documental sobre la guerra del Vientam In The Year Of The Pig (En el año del cerdo) gracias a Naranjas de Hiroshima. El primer enlace incluye vídeo y subtítulos en español online.

La vi hace tiempo en La Filmoteca de Madrid y me impacto bastaaante. Acababa de conocer Vietnam con mi amigo Rober y bueno, se juntó un poquito todo. Hace ya diez años de aquel viaje, ufff….

Maravillado por el país y sus gentes, la frase que se me repitió durante aquel viaje fue, "¿Qué coño se les perdió aquí a los yanquis!".

La peli responde alguna que otra de estas preguntas.

Impresionante la desproporción de bajas: entre 3 y 4 millones de vietnamitas, 2 millones de laosianos y camboyanos y …. 60 mil norteamericanos.

Los recuerdos de la escena del monje bonzo en el documental son difíciles de olvidar. Y sí es la misma escena que usaron en la portada del primer disco de RATM, uno de mis preferidos (para según que momento).

Ah, potente la cita del Vietcong que parafraseaba un amigo hace unos días mientras cavábamos una zanga para arreglar un invernadero: «convierte tu odio en trabajo». No es que tuviéramos mucho odio, pero bueno…

Por cierto, ya que estamos de recomendaciones Naranjas de Hiroshima junto con Socially Resposible FIlms son dos de mis fuentes principales de documentales "de esos de pensar" que diría el Joso…

Van dedicadas estas modestas líneas al Robertito por invitarme a viajar con él por Asia (por la cara) y al que tiempo después le estropeé/agrié una cita recomendándole que vieran este docu 🙂

Soy fan de The Yes Men desde que los descubrí por mi amiga Julie que me recomendó su primera peli/documental.

Ahora están estrenando otra: The Yes Men Fix The World y bueno, arreglar el mundo como que no lo arreglan pero se quedan muy panchos y se pegan unas risas haciendo perder dos mil millones de dolares en la bolsa a Dow Chemical (los de la catástrofe de Bhopal) o editando una edición falsa del NY Times con las noticias que les gustaría leer (que si la guerra de Iraq termina, etc, etc). Antes ya habían disuelto ellos solitos la OMC.

Mientras la estrenan y llegan a nuestros ojos se puede leer la entrevista del El Pais o ver el trailer…

Desde luego estos mensajes con humor llegan mucho mejor. Si Michael Moore hubiese hecho sus docus sin su toque de humor no hubiese llegado muy lejos.

 

Acabo de ver el nuevo trailer de la nueva peli de Michael Moore.

Había uno previo que tenía su gracia. "Salva a nuestros directivos" 😉

Aquí va el nuevo trailer (la peli se estrena en octubre):

Estoy enganchado a las charlas TED desde hace tiempo. Ir "a hombros de gigantes" durante unos minutos libres del día no tiene precio.

Esta es la última conferencia que he visto hoy por recomendación de Samer (mil gracias), la charla de Chris Jordan sobre sus obras artísticas de visualización de estadísticas con las que podemos tomar consciencia de las consecuencias globales de nuestros actos (muchas veces inconscientes).

A la vez Chris Jordan lo deja bastante clarito:

Mi trabajo es acerca de la comportamientos que adoptamos inconscientemente, de manera colectiva. Me refiero con esto, a los comportamientos que negamos, y a los que operan por debajo de la superficie de nuestra conciencia diaria. Como individuos, hacemos este tipo de cosas, todos los días.

(…)

Y cuando hacemos este tipo de cosas, cuando 300 millones de personas tienen comportamientos inconscientes, es cuando puede llevar a consecuencias catastróficas que nadie desea, y ninguno esperaba. Y es esto lo que analizo en mi trabajo fotográfico.

(…)

Ahora, quiero insistir en que estos son solo ejemplos. No muestro todo esto como los peores problemas, son solo ejemplos. Y la razón por la que hago esto, es por tengo el temor de que no estamos sintiendo lo suficiente como una cultura, Hay una especie de anestesia en EE.UU. en este momento. Hemos perdido nuestro sentido de indignación, nuestra rabia y nuestro dolor y lo que está pasando en nuestra cultura actualmente, lo que está pasando en nuestro país, las atrocidades que se cometen en nuestro nombre alrededor del mundo. Se han perdido; estos sentimientos se han perdido. Nuestra dicha cultural, nuestra dicha nacional se ha perdido. Y una de las causas de esto, yo creo, es que cada uno intenta construir esta nueva visión del mundo, esta completa, visión óptica del mundo, esta imagen holográfica que todos tratamos de crear en nuestra mente de la interconexión de las cosas: los efectos medioambientales están 1000 millas alejados de las cosas que compramos; las consecuencias sociales están a 10000 millas de las desiciones que tomamos a diario como consumidores.

(…)

Porque creo que si nosotros sentimos estos problemas, si podemos sentirlos más profundamente, entonces nos importarán más de lo que lo hacen hoy. Y si podemos lograr eso, entonces cada uno encontrará dentro de sí lo que es necesario para enfrentar la gran pregunta, que es: ¿Cómo cambiar? Esto, para mi, es lo gran pregunta que hoy enfrentamos como personas: ¿Cómo cambiamos? Cómo cambiamos como cultura, y como hacemos para que cada uno tome responsabilidad por la parte de la solución que tenemos a cargo, y ¿este es nuestro propio comportamiento?

Recomendable la lectura de El capitalismo al estilo Sarah Palin (via Globalizate).

Algunos recortes rápidos:

Estamos viviendo un momento progresista, un momento en que el suelo se está moviendo bajo nuestros pies, cuando todo es posible. Lo que considerábamos inimaginable sobre lo que se podría decir y esperar hasta hace un año, ahora es posible. En una época como esta, es absolutamente crucial que seamos tan claros como sea posible sobre lo que queremos, pues puede que lo logremos.

(…)

En primer lugar, vamos a recordar que, antes que llegara, el público de los EE.UU., finalmente, estaba empezando a considerar la urgencia de la crisis climática, con el hecho de que nuestra actividad económica está en guerra con el planeta y que debemos hacer cambios radicales inmediatamente.

(…)

Esta es la mentira más confortante y peligrosa que existe: la mentira de que el crecimiento perpetuo, sin fin, es posible en nuestro planeta finito.

(…)

Y el capitalismo evitará una contabilidad seria -sea ella de las deudas financieras o de las deudas ecológicas- cueste lo que cueste.

(…)

Es apropiado llamarle a eso "socorro financiero". Están socorriendo a los mercados financieros para evitar que el navío del capitalismo financiero se hunda, pero lo que se está retirando no es agua. Son personas. Están sacando personas del navío en nombre de la "estabilización". El resultado será una embarcación más leve y más tacaña. Mucho más tacaña.

(…)

El capitalismo puede supervivir a la crisis. Pero el mundo no podrá supervivir a otro regreso del capitalismo.

Gracias Edu.

Hemos publicado una hoja con señales manuales (gestos con las manos) que se pueden usar para facilitar y agilizar asambleas, y que desde ourproject.org hemos remaquetado y traducido estos días del original.

Algunos de estos gestos los usábamos cada vez más en nuestras asambleas, pero me encantaría poder incluir una segunda hoja en un futuro con gestos que también usamos, y que tienen su gracia y utilidad.

Gracias a Paola y a Rene-espectáculo-puro, por enseñármelas en su día.

Gracias a seedsforchange por el trabajo original, y a Samer, claro, por ayudar en la traducción.

Que ustedes consensuen bien.

Con retraso, publico la presentación Extrapolando la filosofía del Software Libre a otras áreas que di en abril en la Universidad Europea con motivo de las Jornadas de Conocimiento Libre 2008 organizadas por el GLUEM .

Es un ampliación de esta otra (mil gracias Javier), y en la que hablo de nuestro trabajo en ourproject.org, también de kune, y un poco del contexto en el que nos vamos a mover y donde en mi opinión, encajan este tipo de iniciativas.

Algún recorte:

Está bien tener un bonito blog, montar unos cuantos espacios web de uso propio, para amigos o para colectivos cercanos. Pero un gran objetivo que deberíamos tener como hackers, como arquitectos de la información que somos, sería montar grandes espacios libres y totalmente habitables por cualquier persona.

Ahora nos toca construir servicios web libres para seres humanos.

¿De que vale tener un escritorio libre cuando todo tu trabajo en la red lo haces usando servicios privativos, centralizados y monopolizados?

Me aventuré a comentar mi opinión sobre como, en la situación de crisis que se avecinaba (que llevo comentando por cierto desde hace unos años), podrán ayudar iniciativas como las nuestras o parecidas en particular, y de nuestro movimiento de la cultura libre / copyleft, etc en general:

Inercia

Un problema grave va a ser la inercia que tenemos. En palabras de Jorge Riechmann «No se trata sólo de que nuestro parabrisas esté empañado –recibimos información confusa y tardía—sino de que además la carretera está helada –tardamos mucho en parar–»

Los gobiernos y las multinacionales van a seguir con esta inercia tremenda antes de tomar una dirección más acertada.

Mientras…

… las ciudadanas de a pie vamos a tener que sacarnos las castañas del fuego. Un ejemplo ya se pudo vivir en Argentina durante el 2001.

En este escenario es donde creo que la colaboración entre nosotros/as va a ser crucial. Surgirá de la pura necesidad, de nuestros propios problemas (como con el Software Libre).

Búsqueda conjunta de alternativas

Vamos a tener que construir alternativas conjuntamente.

Mismos problemas se repetirán aquí y allá, y será práctica común (de hecho ya comienza a serlo) una búsqueda conjunta de soluciones y
una compartición de estas, en todos los ámbitos.

Motor de cambio

Por eso creo que Internet y la filosofía del Software Libre, el copyleft y los Bienes Comunes, van a ser las herramientas básicas de construcción de alternativas.

La máquina de vapor de nuestra era.

E inercia es la palabra que me retumba continuamente cuando veo actitudes de gobiernos, colectivos, [email protected] e incluso la mía propia en más situaciones de las que me gustaría. Inercia de mantener con nuestras costumbres y aptitudes un modelo insostenible, inhumano y sin futuro.

Mil gracias Raúl por la invitación y a Javier/Samer/Vlad por los comentarios que ayudaron a mejorarla.

Hablando de crisis, de colapso económico, de insostenibilidad, de los tiempos que se avecinan, del cambio de era en el que estamos (si no sabes de que hablo repasa otras entradas de años pasados en este mismo blog), etc, etc, me gusta últimamente hacer esta pregunta:

«Supongamos a España, Francia, Cuba, Brasil, EEUU y Argentina en la misma situación de tremenda crisis, ¿en que país tú piensas que la gente de a pie reaccionaría peor y mejor?»

Claro, lo de "mejor" es muy matizable, pero bueno, para mi reaccionar "mejor" sería (por acotar un poco) hacer un análisis sensato, justo y completo (global) de la situación, y actuar en consecuencia.

(Modo sarcástico ON)
¿Como reaccionará nuestra querida Espaaaañaaa y sus gentes después de estas "maravillosas" décadas pasadas de reflexión, ilustración, bonanza, progreso e indiscutible esplendor?
(Modo sarcástico OFF)

Por favor, ordena los citados países de peor a mejor y deja tu opinión en un comentario si te apetece. ¡Ah!, mi opinión es esta.

PD1: Si te apetece mete a otros países también e intenta hacer esa misma comparativa…
PD2: Es curioso, hasta ahora todos mis [email protected] [email protected] opinaban igual que yo…
PD3: Como dice una amiga brasileña, por supuesto Brasil montaría toda una samba pese a todo 🙂 …
PD4: Miedo, miedooo…

Siguiendo la línea de otros textos anteriores catastrofistas/realistas de este blog sobre el futuro que nos espera, y sobre el desquiciado estado anímico de los blanquitos mimados del norte, es decir, [email protected], aquí van unas cuantas citas rotundas del documental The End of Suburbia: Oil Depletion and the Collapse of The American Dream (El fin de las afueras: El agotamiento del petróleo y el fin del sueño americano). Por falta de tiempo no voy a añadir a las citas, quién dice qué dentro del documental (por el momento).

Creo que no hace falta tener una bola de cristal para ver lo que se avecina. Las cuentas (si a eso quieren limitarlo todo) a nivel medioambiental evidentemente no salen, lo queramos ver o no, y la cosa por un motivo u otro se va a poner más que divertida.

Como decía Bertolt Brecht: «La crisis se produce cuando lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer» y como decía Francis Bacon «A la naturaleza se la domina obedeciéndola».

Vamos a tener que sacar lo mejor de [email protected], mientras que [email protected] van a sacar justo lo contrario. La colaboración local apoyada en lo global (Internet, bienes comunes, proyectos colaborativos libres, etc, etc) jugarán un papel clave. Lo dicho, va a ser divertido.

Aquí van las citas del documental The End of Suburbia:

Después de medio siglo de desarrollo, más de la mitad de nuestra población está instalada en las afueras.

(…)

America, durante la postguerra, invirtió toda su energía en construir una forma de vida que no tiene ningún futuro. La causa básica de que esto sea así es el fin de la energía abundante y barata.

El petróleo barato es el responsable de la fiesta que hemos vivido y disfrutado durante los últimos 150 años. Y esa fiesta está llegando a su fin.

Durante el transcurso de nuestras vidas vamos a ser testigos del fin de la era del petróleo.

Y el resultado de ello será el fin del estilo de vida norteamericano.

(…)

Tenemos que aumentar la generación eléctrica o nuestra economía no crecerá.

Supongo que ningún economista serio puede argumentar que nuestra economía puede crecer un 2 o 3% anual manteniendo estable el consumo de electricidad. El crecimiento económico es posible gracias al aumento del consumo eléctrico. La electricidad nos la proporciona la energía de los hidrocarburos.

Mathew Simmons hizo una declaración clarísima: El crecimiento futuro no es posible.

(…)

Los baratos, abundantes y fiables combustibles fósiles han hecho posible la vida que llevamos. Todo, desde nuestros trenes y autobuses, coches y camiones, calor en invierno y frío en verano, todo depende de la energía barata y fiable de los combustibles fósiles.

(…)

En algún momento nos daremos cuenta de que esta forma de vida tan normal está llegando a su fin.

(…)

Si es concebible que nuestra administración nos esté llevando directamente a una crisis energética. Si es posible que nuestros políticos y especialistas estén cometiendo semejante error histórico, ¿Qué otros errores deben haber cometido? ¿Qué nos están ocultando sobre el futuro del petróleo?.

(…)

Cuando la gente piensa en el petróleo, solo piensan en cuanto tardará en agotarse. Y esa no es la pregunta que hay que hacerse. Porque el petróleo que hay bajo tierra no es como el petróleo o la gasolina que llena los depósitos de nuestros coches.
Cuando se te acaba la gasolina del coche, sabes que tienes un problema. Pero eso no ocurre hasta que se agotan las últimas gotas. Sin embargo, con el petróleo del subsuelo, la situación es muy diferente.

(…)

Cuando llegas más o menos a la mitad, el ritmo al que puedes extraer el recurso llega al máximo a partir del cual, da igual cuanto esfuerzo pongas en ello, no puedes continuar extrayendo el recurso al mismo ritmo. El ritmo de extracción llega a un máximo y empieza a caer. Ahora mismo estamos más o menos a la mitad. Estamos en ese máximo, estamos en el punto en el que el mundo está produciendo la mayor cantidad de petróleo que vaya a producir jamás.

(…)

Coincido con muchos de los ponentes que se han escuchado aquí en que ya estamos en el cenit.

(…)

Pienso que será entre 2005 y 2007. Eso es lo que muestran mis modelos.
Y siempre nos entraba el miedo. ¿Cómo será vivir después del cenit de Hubbert con el petróleo mundial en descenso?. Yo
tengo esta lista de cosas:
* 7 trillones de dólares de pérdidas para el mercado norteamericano,
* 2 millones de puestos de trabajo perdidos en los EEUU,
* se acabó el superávit federal,
* se acabó el superávit estatal,
* la clase media desaparece.

(…)

El problema del incremento de los precios del petróleo derivado de su progresivo agotamiento es la manera en que afectará a los ciudadanos normales.

(…)

Rotundamente, no hay soluciones rápidas. Cero.

(…)

La llamada "revolución verde", que se llevó a cabo durante los años 40 y 50, permitió una increíble explosión en la cantidad de comida producida en nuestros cultivos.

(…)

La degradación del suelo ha provocado que la mayoría de nuestras tierras de cultivo no sean más que una esponja en la que se echan productos químicos derivados del petróleo para hacer crecer la comida. No sólo los fertilizantes están hechos a partir de Gas natural, todos los pesticidas comerciales están hechos a base de petróleo.

Sin mencionar la energía que hace falta para plantar, recolectar, bombear el agua de riego, procesar y empaquetar la comida, transportarla, etc. Realmente, va a haber un final para todo eso, y cuando eso ocurra vamos a tener verdaderos problemas. Ya sabe, no va a ser sólo un problema de no poder ir en coche hasta el centro comercial, va a ser un problema de no saber si vamos a ser capaces de alimentar a nuestros hijos.

Creo que mucha gente va a tener que dedicarse a producir comida en lugares que jamás se hubiera imaginado.

En los próximos años, la agricultura se va a ver obligada a emplear más mano de obra, por lo que mucha más gente tendrá que trabajar en ella.

(…)

Lo que esto implica es que se acabaron las relaciones económicas tal y como solíamos tenerlas. Los Wal-Marts de Norteamérica han sido muy eficientes y efectivos destruyendo cualquier atisbo de red local o regional de interdependencia económica o comercial. Y esas redes se van a tener que rehacer. Vamos a tener que aprender otra vez como vender al por menor a nivel local. Y no estamos preparados para eso. Es un proyecto de una magnitud impresionante.

(…)

Las consecuencias del cenit mundial del petróleo para una familia media no aparecerán inmediatamente. Porque el precio de la energía y la economía están muy intervenidos. Probablemente habrá una recesión económica. Tras esto, los hechos nos irían llevando hacia un decrecimiento de la actividad económica debido a que habría menos energía disponible para alimentarla. La gente empezaría a preguntarse por qué vamos de recesión en recesión y por qué cada recesión parece ser peor que la anterior. Cada vez se tardará más en salir de ellas hasta el momento en que ya no salgamos más. Al final, llegaremos a un punto, en unos cuantos años, en el que la recesión se convertirá en un depresión económica. Y en este caso, ya no habrá un final.

(…)

Veremos como se le echa la culpa a cualquiera. La reacción instintiva más natural e inmediata será que se sientan engañados por alguien, que se sientan timados por las compañías petroleras, que perciban algún tipo de conspiración por la que hay que culpar a alguien. Y cuando la gente siente que les han fallado, que han conspirado contra ellos, a menudo reaccionan de manera impulsiva por lo que podríamos ser testigos de escenas violentas

(…)

Mi opinión es que, aquí en Norteamérica, veremos como se intentan mantener los derechos de esta forma de vida aunque el mundo ya haya dejado claro que no se puede continuar viviendo de esta manera. El agotamiento del petróleo y el incremento de su precio tendrán un devastador efecto en esas comunidades, que se traducirá en una agitación política porque la población que vive en las afueras tiene un gran peso en las elecciones. Esto creará una tremenda presión en los políticos para resolver el problema de alguna manera, consiguiendo más petróleo de donde sea. No creo que ésta sea la solución, pero creará un enorme stress en el sistema político. Creo que los americanos elegirán a maníacos que prometan que podrán seguir manteniendo sus mansiones, sus casas, sus desplazamientos al trabajo, su vida en las afueras y sus grandes centros comerciales, sin importar lo que vayan marcando los acontecimientos históricos. Todo eso producirá muchas fricciones políticas, probablemente mucha violencia, probablemente una amenaza a nuestras instituciones democráticas que pondrá en cuestión si podemos o no continuar con este proyecto de civilización en el contexto de una república democrática.

(…)

Yo uso la frase "estamos bien jodidos" para describir hacia donde nos están mandando de cabeza. Pienso que la situación de las afueras es bastante desesperada. Pienso que se va a formar un gran lío, pienso que se va a producir una gran tormenta política, económica y social, y no estamos preparados para ello. Y uso ese término porque impresiona a la gente, y lo uso porque hasta que no se impresiona la conciencia de la gente, no empiezan a prepararse para los verdaderos problemas. Pienso que hay mucha resistencia natural a nivel político para comunicar algo a los consumidores y votantes sobre la necesidad de cambiar el modo de vivir.

(…)

¿Dónde están los medios de comunicación en todo esto? ¿Por qué no se da ninguna pista, se educa o se informa al público americano? Bien, esto es realmente un misterio asombroso e incomprensible.

(…)

La idea es que todo va bien y que todo el mundo está de acuerdo en que todo va bien. La crisis petrolera global que viene es una muy, muy mala noticia. Aún así, el hecho del agotamiento del petróleo ha sido, evidentemente,
evitado en los medios de comunicación.

(…)

El 60% del petróleo recuperable del planeta se encuentra en el golfo Pérsico. Y entonces llegó la doctrina de Carter en 1979 que dice que el petróleo de Oriente Medio tiene mucha importancia estratégica para los EEUU y que usaremos nuestro potencial militar para defender nuestro acceso a él. El mundo está en un momento en el que ya no se está luchando por las mayores reservas de petróleo, se está luchando por
las migajas.

(…)

Hemos sido avisados, por nuestro presidente y vice-presidente, de que estaremos en guerra el resto de nuestra vidas. EEUU no estaría en Irak, si no tuviera petróleo. El único interés de los EEUU en Oriente Próximo es su petróleo. Desde un punto de vista militar, estamos presenciando una guerra secuencial para controlar las últimas reservas de petróleo del planeta. Esa es la guerra que no acabará mientras vivamos.

(…)

Los EEUU deben eliminar de la escena mundial a cualquier posible competidor por el control de los recursos. Afganistán e Irak son los dos contratos de apertura de lo que está obligado a ser una larga serie de guerras y una competición internacional por el petróleo que resta en el mundo. Y más del 60 % de ese petróleo está localizado en sitios donde a la gente no les gustamos demasiado.

(…)

La ironía fue el carácter distintivo de finales del siglo XX. Pero conforme entramos en el siglo XXI, nos vamos a ir dando cuenta de que la ironía es un lujo que no podemos permitirnos más. Este asunto no es nada divertido, y nuestras vidas van a depender de si conseguimos un ambiente en el que valga la pena vivir, y que pueda sostener nuestro proyecto de civilización. No vamos a ser capaces de recostarnos y reírnos más, y disfrutar irónicamente de todo esto. Esa parte de nuestra historia se acabó. Es hora de ponerse serio. Y ahora, puede seguir consumiendo con la misma felicidad con la que lo hacen los jóvenes adultos de hoy en día.

Más sobre el pico de Hubbert, como no, en la wikipedia.

Siempre había vivido en el mismo barrio, para mi era lo habitual ya que casi todas mis personas conocidas vivían allí, así que nuestro estilo de vida, nuestros comportamientos, y las reglas que nos regían, me parecían normales, y nunca se me había ocurrido pensar que existían otras alternativas.

Vivía en una casa en alquiler, que era lo más habitual. No conocía a nadie cercano que no viviese en alquiler. Periódicamente debías pagar por el sitio donde vivías el cual nunca llegaba a ser de tu propiedad.

Este régimen de alquiler, no se reducía a nuestra casa, muchas más cosas estaban sujetas a arrendamiento: la televisión, la radio, el equipo de música, la telefonía, incluso estábamos subscritos al Círculo de la Palabra [1] que nos permitía, por ejemplo, escribir y leer desde cartas de personas conocidas, documentos de trabajo, documentos oficiales de nuestro gobierno, hasta cualquier otra tipo de publicaciones. Si no estabas subscrito te era muy complicado acceder a esta información codificada bajo las reglas secretas del Circulo de la Palabra. Pero era lo habitual y la única alternativa visible, así que nadie la cuestionaba.

Alguna amiga me hablaba con entusiasmo de que en su barrio todo era diferente, y aunque no lo entendía muy bien y me sonaba muy lejano, me picaba la curiosidad. Además cada vez oía más noticias de personas conocidas que hacían otras actividades en aquel barrio o se iban mudando a él.

En mi barrio además campaba a sus anchas la Alianza por la Sostenibilidad de los Bienes (ASB), una agrupación empresarial que a la mínima se colaba (con o sin permiso judicial) en tu casa o en tu negocio, para ver si tus arrendamientos estaban al día, si pagabas rigurosamente por ver, leer, escribir, comunicarte, e incluso para investigar si habías prestado algún bien a alguien, por ejemplo, algún disco o libro [2].

Mi abuela y mi abuelo me contaban que antes esto, el préstamo de objetos sin mediación de dinero, era algo más habitual, incluso que había espacios públicos en los que se compartían y prestaban bienes gratuitamente [3].

Incluso ahora había todo tipo de cánones interpuestos por multinacionales sobre los medios que usábamos para compartir información como CDROMs, discos, memorias, etc. [4]. Pero ahora eso de compartir estaba mal visto o por lo menos yo solo conocía sitios para alquilar.

Pero había mucha gente que no les parecía lógico o no podían asumir los gastos y se saltaban las reglas a riesgo de ser criminalizadas. Por ejemplo, usaban decodificadores no autorizados para acceder a los contenidos del Circulo de la Palabra sin pagar el correspondiente arrendamiento. Era algo que se hacía a sabiendas de que se infringían las normas, pero era o eso o nada. También era una práctica habitual en países más pobres. ¿Cómo se puede concebir tener que pagar por leer o escribir en situaciones de carencia de otras necesidades más básicas?

Un día cansada por tanto hostigamiento, cansada de unos servicios caros y que encima no eran buenos (los monopolios son así), decidí mudarme al barrio de mi amiga después de probar unos días.

Como toda mudanza me ha costado. Estaba muy acostumbrada a mi antigua casa, a como la tenía organizada, a mis antiguos electrodomésticos y a mi antiguo barrio, donde ya conocía donde estaban todas las tiendas, todos los espacios. Pero los cambios son casi siempre un trastorno.

Quizá los primeros días en mi nuevo barrio fueron los más difíciles. Me costaba encontrar cosas tan básicas como la panadería, el quiosco, o el cine, pero según han pasado esos primeros días me he ido acomodando y acostumbrando. Mi amiga me orientó bastante los primeros días.

Mi barrio está en plena e interminable construcción, pero es cada vez más habitable. Cada vez, es más accesible, hay más rampas, menos socavones, y más señales que facilitan moverse y encontrar las cosas en el barrio. Años atrás debía de haber sido mucho más incómodo. Se percibe que el barrio se ha construido en base a un gran trabajo colectivo y que los comienzos debieron de haber sido difíciles. Pero la utopía ya es muy real.

Quizá lo que más me ha gustado es lo pronto que me sentí arropada por una solidaría comunidad de vecinas y vecinos que me ayudan y orientan cada vez que tengo algún problema en casa o en el barrio y que han facilitado mi inserción.

En mi casa no tengo que pagar esos arrendamientos abusivos ni siquiera por cada servicio básico. Mi familia puede leer, escribir, comunicarse, escuchar música, o ver cine sin pagar ningún alquiler por los electrodomésticos. Son derechos y libertades básicos defendidos por la comunidad, como el de la lectura [5], el de la escritura, el del acceso al conocimiento, y que antes no me percataba que estábamos perdiendo.

Además se prima que la vida privada, se mantenga privada, que entre el vecindario se pueda compartir nuestros bienes y conocimientos, en definitiva se vela por nuestra libertad como personas, nuestra autonomía como grupo, y el bien de la comunidad por encima de cualquier otro interés. Además, nuestros espacios colectivos son comunes, es decir de cualquier persona pero no propiedad exclusiva de ninguna en particular.

Moraleja: ¿Aún usas Software Privativo? ¿Aún usas software secreto y privativo para leer y escribir? ¿Aún usas software privativo, para ver películas y escuchar música? ¿Aún piensas que compartir tu música y tus libros es un delito? [6] ¿Aún dejas que trafiquen con tus datos privados usando mensajería privativa? ¿Aún pagas hasta por las letras tipográficas que usas? ¿Piensas que el conocimiento o las ideas pueden ser propiedad de una sola persona y no por el contrario un bien común de toda la humanidad?

Múdate a usar Software Libre [7], usa GNU/Linux. Tu libertad es importante.

Pasa unos días con nosotras y nosotros [8], y si todavía te parece que estamos en obras, vuelve en unos meses y verás que rápido avanzamos.

© Copyleft 2005-2006 Vicente J. Ruiz Jurado bajo una licencia Creative Commons, atribución, comparte por igual.

Referencias:
[1] Podemos acabar con los archivos adjuntos en Word, Richard Stallman 2002
[2] Toc, toc, ¿quién es? La BSA: Cierra la muralla, por Jorge Cortell
[3] Contra el Pago por el préstamo de obras en las Bibliotecas
[4] Impugnación del canon sobre los soportes digitales
[5] El derecho a leer, Richard Stallman, 1997.
[6] http://www.compartiresbueno.net/
[7] Para una definición de Software Libre, consultar http://es.wikipedia.org/wiki/Software_libre
[8] Recomiendo usar Ubuntu, GNU/Linux para humanos, por su facilidad de uso, http://www.ubuntu.com, puedes descargarte una copia live y probarla en tu ordenador sin ni siquiera instalarla. Pero hay muchos «barrios» similares, unos más fáciles que otros: http://distrowatch.com/

Las sociedades de consumo destrozaron el medio ambiente,
liquidaron millones de especies de plantas y animales,
envenenaron los mares,
los ríos y los lagos,
contaminaron el aire,
saturaron la atmósfera de dióxido de carbono y otros gases nocivos,
rasgaron la capa de ozono,
agotaron yacimientos de petroleo, carbón, gas natural y enormes riquezas de minerales sólidos,
exterminaron nuestros bosques y arruinaron los suyos,
que quedo para nosotros,
el subdesarrollo, la pobreza, la dependencia, el atraso, la deuda y la incertidumbre,
para las sociedades superdesarrolladas el problema no es crecer si no distribuir,
y no solo distribuir entre ellas, sino distribuir entre todos,
el crecimiento sostenible de que se habla, es imposible sin una distribución mas justa, entre todos los países,
quieran que no, la humanidad es ahora una sola familia, y todos tendremos el mismo destino,
ante la profunda crisis actual, nos ofrece un futuro todavía peor,
en el que no se resolvería jamas, la tragedia económica, social y ecológica de un mundo que será cada vez mas ingovernable,
algo tiene que hacerse para salvar la humanidad.
Un mundo mejor es posible

Discurso de Fidel Castro. Voz en off en el comienzo del documental Surplus: Terrorized into being consumers
Ilustración © Copyright 2004, Atmo

No albergaba ninguna duda de que, con tiempo, los humanos podríamos crear una sociedad moral. El problema era, y yo lo sabía demasiado bien, que el tiempo se estaba acabando.
Jane Goodall

Acabo de salir a mitad de una asamblea de un colectivo en el que participo. Era la cuarta asamblea a la que asisto relacionada con este colectivo en estas tres últimas semanas.

Lo de salirme a mitad de la asamblea lo aprendí bien en Argentina hace ya años. Cuando una reunión degeneraba por alguna razón y solo consumía nuestro tiempo, sin llegar a decidirse o tratarse nada de trascendencia, las personas se iban levantado sigilosamente, y finalmente las reuniones se terminaban por falta de interés, y de asistentes. Me parecía lógico.

Es una cuestión de gestionar la atención. Cuando la atención se gestiona mal, simplemente se pierde. Si no me expreso bien escribiendo este texto, si no os interesa lo que digo, no llegaréis probablemente al final de este texto ni a reflexionar sobre este tema. Así es la vida.

Y es que el cerebro humano puede discernir entre ignorar algo que no le interesa (el tic-tac del reloj mientras dormimos) o pasar a la atención exclusiva e inmediata cuando algo es importante (por ejemplo cuando nuestro hijo llora en la cuna).

Por otro lado, me contaron en una charla que el cerebro humano tiene una ventana de atención de veinte minutos, y que pasados estos, simplemente desconecta y se pone con otras tareas.

Por eso me gusta el minimalismo, el decir mucho con poco, el dibujo de mínimos trazos que lo expresa todo, el objeto simple pero totalmente funcional. Algo que no voy a conseguir con este texto pero ya he dicho que lo de escribir no es lo mío.

Y llevamos una vida llena de actividad, de información, de trabajo, de eventos, de causas nobles (y otras no tan nobles), de acontecimientos, de sensaciones, cosas tan básicas como comer y dormir y nuestro cuerpo, nuestra mente y incluso nuestro corazón debe decidir en cada momento, a que dedicar su atención.

Confieso que yo hago un ejercicio continuo de reflexión de lo que hago o hacemos en colectivos en los que participo, y si lo que hago/hacemos me/nos lleva a algún lado.

Y es aquí cuando me gustaría escribir a proposito de mi visión personal sobre la participación en colectivos políticos, agrupaciones, proyectos, y otros saraos similares.

Creo sinceramente que nuestra participación individual debe ser algo natural, voluntaria, libre, no coaccionada y por ello muchas veces entusiasta. Por nuestro propio bien y por el bien de la causa/proyecto/agrupación en cuestión.

Como no se la situación (personal, laboral, emocional) exacta de cada persona no me gusta exigir ninguna participación a nadie que se acerca a ninguno de los proyectos en los que participo. Me gusta que las colaboraciones surjan como decía con total naturalidad.

Evidentemente para que estas colaboraciones surjan, tu causa/proyecto/grupo debe dejar claro si precisa ayuda, y que se debe hacer para ayudar (ya sea mandar un correo a cierta dirección, firmar un manifiesto o mandar una transferencia a una cuenta, etc).

Así que me gusta ser informativo: "Se precisa ayuda, pero siéntete con total libertad para ayudar o no".

Por eso no me hace mucha gracia que se me exija nada distinto en ninguna causa (por muy noble que sea) obviando e ignorando cual es mi situación personal, mi implicación en otras causas, etc, etc.

Y me podréis llamar utópico, pero en el basto movimiento del Software Libre, este esquema de participación voluntaria no coaccionada (la mayoría de las veces no remunerada) creo que funciona bastante bien, aunque siempre hay alguien que saca el látigo.

Esto me ha hecho recordar al clásico ensayo de Eric S. Raymond Como convertirse en hacker en concreto el punto "La libertad es buena" (substituye la palabra hacker por activista al leer):

Los hackers son antiautoritarios por naturaleza. Cualquiera que pueda darte órdenes, puede obligarte a dejar de resolver ese problema que te está fascinando (…) Por eso, la actitud autoritaria debe ser combatida donde sea que se la encuentre, pues si se la deja te asfixiará, tanto a ti como a otros hackers. (…) Los autoritarios prosperan en la censura y el secreto. Y desconfían de la cooperación voluntaria y del intercambio de información —sólo les agrada la cooperación que tienen bajo su control.

Estas exigencias de compromiso, me resultan similares a exigir cariño a una persona. El cariño surge pero no se puede exigir, ni forzar y cuando esto se fuerza la relación se desvirtúa.

Y es una pena, porque al final se consigue todo lo contrario a lo que se quiere. La gente asfixiada por los compromisos huyen. Siguiendo la analogía, en vez de recibir cariño la otra persona se termina alejando definitivamente.

Nota: Este artículo está dedicado con cariño a todas las personas que conozco que se sientan aludidas.

Si un intelectual elige al pueblo, debe saber que la época de las adhesiones a los manifiestos, la de los tranquilos mítines de protesta o la de los artículos publicados por los periódicos reformistas ha terminado. No tiene que hablar, sino intentar, por los medios que están a su disposición, dar la palabra al pueblo;


Simone de Beauvoir
citando a Sartre en La ceremonia del adiós (1981).

Logo paz y estabilidad entre culturasLeo en El Mundo Un estudio estima en unos 25.000 los civiles muertos en Irak desde marzo de 2003 y recuerdo las cifras de las muertes del 11-S, 11-M y 7-J y me viene a la cabeza la cita de Gandhi:

"What difference does it make to the dead, the orphans, and the homeless, whether the mad destruction is brought under the name of totalitarianism or the holy name of liberty and democracy?" [Gandhi]

Prohibido ProhibirParodiando a Bill Hicks, voy a solucionar el tema del matrimonio entre homosexuales.

Es bien fácil: Para aquellas personas que creen que el matrimonio entre homosexuales debería ser legal, lo legalizamos. Y, para quienes creen que no debería serlo, que no lo sea, y lo ilegalizamos.

Venga, otro tema.

Actualización: El 2 de julio es el día del Orgullo Gay (en Madrid, 18:00 horas, Puerta de Alcalá) así que se presenta como una auténtica contra-manifestación.

Llevo todo el día pensando en este post, ¿Por qué sólo 14 demandas? de Javier de La Cueva relacionado con su inteligente ‘hack’ legal contra el canon.

El artículo me gusta bastante en general, pero he de confensar que la cita de Ortega sobre los «pronunciados» me resulta especialmente cercana.

Sirva este pequeño apunte para recomendar su lectura a todo el que este interesado en derechos civiles y en activismos en red.

This work by vjrj is licensed under a Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 Spain.