Archives for posts with tag: La Tercela Ola

Con retraso, publico la presentación Extrapolando la filosofía del Software Libre a otras áreas que di en abril en la Universidad Europea con motivo de las Jornadas de Conocimiento Libre 2008 organizadas por el GLUEM .

Es un ampliación de esta otra (mil gracias Javier), y en la que hablo de nuestro trabajo en ourproject.org, también de kune, y un poco del contexto en el que nos vamos a mover y donde en mi opinión, encajan este tipo de iniciativas.

Algún recorte:

Está bien tener un bonito blog, montar unos cuantos espacios web de uso propio, para amigos o para colectivos cercanos. Pero un gran objetivo que deberíamos tener como hackers, como arquitectos de la información que somos, sería montar grandes espacios libres y totalmente habitables por cualquier persona.

Ahora nos toca construir servicios web libres para seres humanos.

¿De que vale tener un escritorio libre cuando todo tu trabajo en la red lo haces usando servicios privativos, centralizados y monopolizados?

Me aventuré a comentar mi opinión sobre como, en la situación de crisis que se avecinaba (que llevo comentando por cierto desde hace unos años), podrán ayudar iniciativas como las nuestras o parecidas en particular, y de nuestro movimiento de la cultura libre / copyleft, etc en general:

Inercia

Un problema grave va a ser la inercia que tenemos. En palabras de Jorge Riechmann «No se trata sólo de que nuestro parabrisas esté empañado –recibimos información confusa y tardía—sino de que además la carretera está helada –tardamos mucho en parar–»

Los gobiernos y las multinacionales van a seguir con esta inercia tremenda antes de tomar una dirección más acertada.

Mientras…

… las ciudadanas de a pie vamos a tener que sacarnos las castañas del fuego. Un ejemplo ya se pudo vivir en Argentina durante el 2001.

En este escenario es donde creo que la colaboración entre nosotros/as va a ser crucial. Surgirá de la pura necesidad, de nuestros propios problemas (como con el Software Libre).

Búsqueda conjunta de alternativas

Vamos a tener que construir alternativas conjuntamente.

Mismos problemas se repetirán aquí y allá, y será práctica común (de hecho ya comienza a serlo) una búsqueda conjunta de soluciones y
una compartición de estas, en todos los ámbitos.

Motor de cambio

Por eso creo que Internet y la filosofía del Software Libre, el copyleft y los Bienes Comunes, van a ser las herramientas básicas de construcción de alternativas.

La máquina de vapor de nuestra era.

E inercia es la palabra que me retumba continuamente cuando veo actitudes de gobiernos, colectivos, [email protected] e incluso la mía propia en más situaciones de las que me gustaría. Inercia de mantener con nuestras costumbres y aptitudes un modelo insostenible, inhumano y sin futuro.

Mil gracias Raúl por la invitación y a Javier/Samer/Vlad por los comentarios que ayudaron a mejorarla.

Hablando de crisis, de colapso económico, de insostenibilidad, de los tiempos que se avecinan, del cambio de era en el que estamos (si no sabes de que hablo repasa otras entradas de años pasados en este mismo blog), etc, etc, me gusta últimamente hacer esta pregunta:

«Supongamos a España, Francia, Cuba, Brasil, EEUU y Argentina en la misma situación de tremenda crisis, ¿en que país tú piensas que la gente de a pie reaccionaría peor y mejor?»

Claro, lo de "mejor" es muy matizable, pero bueno, para mi reaccionar "mejor" sería (por acotar un poco) hacer un análisis sensato, justo y completo (global) de la situación, y actuar en consecuencia.

(Modo sarcástico ON)
¿Como reaccionará nuestra querida Espaaaañaaa y sus gentes después de estas "maravillosas" décadas pasadas de reflexión, ilustración, bonanza, progreso e indiscutible esplendor?
(Modo sarcástico OFF)

Por favor, ordena los citados países de peor a mejor y deja tu opinión en un comentario si te apetece. ¡Ah!, mi opinión es esta.

PD1: Si te apetece mete a otros países también e intenta hacer esa misma comparativa…
PD2: Es curioso, hasta ahora todos mis [email protected] [email protected] opinaban igual que yo…
PD3: Como dice una amiga brasileña, por supuesto Brasil montaría toda una samba pese a todo 🙂 …
PD4: Miedo, miedooo…

p2pHay varios temas que me preocupan y rondan en mi cabeza desde hace tiempo:

  • Facilitar el intercambio alternativo de bienes y servicios entre productores y consumidores. Al participar en varios proyectos de consumo crítico, de soberanía alimentaria, de entorno rural, he visto este tiempo necesario facilitar la gestión del intercambio de estos bienes, así como la visualización de ellos (quien ofrece que, en donde, etc.). El no tener una gestión sencilla y dinámica de estos bienes, hacen estos intercambios un poco engorrosos.
  • El paulatino y brutal paso de un modelo libre de intercambio y mejora de semillas (el de toda nuestra historia pasada) a un modelo privativo, cerrado, dependiente, centralizado, peligroso y que pone nuestra soberanía alimentaria en poder de cuatro multinacionales (lo mismo es aplicable a la ganadería). Unido a que no se termine de ver desde las redes de intercambio de semillas que conozco, que estas problemáticas se pueden combatir globalmente usando la filosofía hacker, un ejemplo práctico de lo que llamábamos Fernando García Dory y yo echohacking. Es por ello que varias iniciativas de este tipo no terminen de implantarse pese a que ha habido todo un trabajo de desarrollo. [email protected] [email protected] finales, no hacen uso de ellos. Mi duda llegado a este punto es ¿por qué hacer un programa específico para facilitar el intercambio de semillas? Sigo.
  • La ilegalización del préstamo de bienes digitales y la tendencia a trasladarlo a bienes materiales (por ejemplo el canon del préstamo de las bibliotecas públicas). ¿Por qué no puedo prestar un disco/libro que he comprado por Internet a un familiar o a un amigo/a?

Por no hablar del consumo literal de nuestro planeta que nuestro sistema capitalista actual ocasiona y que tiene toda la pinta, si no se toman medidas, de que va a conducirnos a un colapso.

Todo esto coincide que estos días se está relanzando el proyecto de desarrollo red de trueque, del que por ahora soy solo un "mirón" y que por otro lado llevaba tiempo intentando documentarme sobre el tema.

Pero voy al grano con mi "tesis".

¿Por que no facilitar un intercambio de bienes físicos, y no solo digitales, a través de redes Peer-to-peer (P2P) descentralizadas?

Es decir, crear una economía de intercambios de bienes materiales de tú a tú, sin intermediarios, sin eBays, sin centralizados bancos de tiempo, sin informaciones privilegiadas, etc. Todo apoyado en un software tipo P2P de forma que sea sencillo saber quien/donde/como produce que y como, que opinan otras personas de este productor, etc.

Aquí productor/a, podemos ser [email protected] Yo mismo que ofrezco tales servicios o un sofá que tengo en casa, o mi misma casa cuando me voy de vacaciones, o mi aparcamiento de tal a tal hora, o mis semillas, o mis tomates, etc, etc.

Si no conoces mucho lo que es una red P2P, su funcionamiento, su diseño y arquitectura, será más complicado de entender esto. Pero a grandes rasgos un programa de P2P es algo que a través de Internet, permite un intercambio descentralizado (a veces incluso puede ser anónimo) de bienes digitales de persona a persona.

Me explico con unos escenarios de uso de como sería un programa de este tipo aplicado a cualquier bien:

Caso de uso 1. Compartir

Abro mi programa de P2P y registro (de la forma más sencilla posible) que quiero intercambiar tal libro, tal ISBN, tal ISSN o tal otra cosa (por ejemplo tal variedad de semillas).

Para facilitar el registro de los bienes que queremos compartir se puede usar bases de datos públicas y online (de ISBN, códigos de Amazon, etc) para rellenar los mínimos datos posibles. Es decir, meto una mínima referencia, y el resto de datos se rellenan a través de una consulta en Internet de esa referencia.

Si quiero intercambiar semillas, simplemente registro las variedades de semilla que produzco.

Caso de uso 2. Búsquedas

¿Estoy buscando algo y no quiero adquirirlo directamente en una red comercial típica? Abro mi programa de intercambio P2P, y hago una búsqueda. Los resultados me salen por defecto ordenados por proximidad.

Para ello cada usuario conectado indica a otros su localización geográfica aproximada.

Si encuentro lo que estoy buscando el programa me indica una forma de contactar con la persona que lo proporciona (o las personas ya que un mismo bien puede ser compartido por varias personas).

Las personas al igual que los productos se pueden valorar y comentar, para saber lo que otras personas opinan de tal producto/productor, detectar fraudes, etc.

Como hacer este software de intercambio

Escogemos un programa existente de P2P de bienes digitales de fácil uso, robusto, descentralizado, etcétera y lo adaptamos a nuestras necesidades, añadiendo entre otras cosas:

  • Geo localización aproximada de usuarios (usando GeoIP o algo así)
  • Asistentes de registro sencillos de bienes (usando todos los medios externos que podamos como ISBN, referencias de bancos de geoplasma, etc).

Creo que es crucial la sencillez de registro para que algo así tenga éxito. Hay que tener en cuenta que en una red P2P clásica se comparte por defecto, mientras descargas. Mientras recibes, en el mismo momento ya estás ofreciendo al resto lo que estás recibiendo. Hacer si hacer (Wu Wei). Muchas personas no son conscientes de esto y ven una red P2P como algo de lo que se benefician, que lo primero que hacen es una búsqueda y una descarga. Si no hacemos un registro sencillo, si no facilitamos estas transacciones, va a ser difícil de que esto se use o se vislumbre como algo útil.

Por supuesto, un desarrollo de este tipo tiene otras dificultades y retos que resolver (seguridad, dependencia tecnológica, etc) esto es solo un primer esbozo.

Objetivos

Pues eliminar intermediarios innecesarios, potenciar relaciones directas productor-consumidor, conseguir una autogestión no tan cansina, descentralizar, potenciar la economía de pequeña escala, alternativa y más localizada, reutilizar, reciclar, legitimar la redes P2P inyectando economía real, etc.
 
Supongo que en este mismo momento habrá unas cuantas personas en el mundo pensando en exactamente esto, suele pasar, lo que es cierto es que todavía no ha cuajado nada o yo no me he enterado, o no ha pasado de ser una idea.

¿Conocéis alguna referencia al respecto?

Conozco un software, un tanto anticuado, que se puede usar para montar una red de bibliotecas distribuidas descentralizada, que me ha inspirado en alguna cosa de este texto (como el tema del registro sencillo). Pero bueno, no es P2P.

Y bueno, queridos y queridas, tendremos que programar algo libre antes de que llegue el primo de Skype y haga algo parecido privativo, se extienda, y nos tengamos que poner a construir alternativas libres. Posicionamiento, el que llega primero…

Nota para ludistas: Evidentemente si no queremos/podemos hacer uso de las nuevas tecnologías siempre nos queda lo que siempre se ha usado tradicionalmente, el boca a boca, las relaciones personales, etc, etc.

Siguiendo la línea de otros textos anteriores catastrofistas/realistas de este blog sobre el futuro que nos espera, y sobre el desquiciado estado anímico de los blanquitos mimados del norte, es decir, [email protected], aquí van unas cuantas citas rotundas del documental The End of Suburbia: Oil Depletion and the Collapse of The American Dream (El fin de las afueras: El agotamiento del petróleo y el fin del sueño americano). Por falta de tiempo no voy a añadir a las citas, quién dice qué dentro del documental (por el momento).

Creo que no hace falta tener una bola de cristal para ver lo que se avecina. Las cuentas (si a eso quieren limitarlo todo) a nivel medioambiental evidentemente no salen, lo queramos ver o no, y la cosa por un motivo u otro se va a poner más que divertida.

Como decía Bertolt Brecht: «La crisis se produce cuando lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer» y como decía Francis Bacon «A la naturaleza se la domina obedeciéndola».

Vamos a tener que sacar lo mejor de [email protected], mientras que [email protected] van a sacar justo lo contrario. La colaboración local apoyada en lo global (Internet, bienes comunes, proyectos colaborativos libres, etc, etc) jugarán un papel clave. Lo dicho, va a ser divertido.

Aquí van las citas del documental The End of Suburbia:

Después de medio siglo de desarrollo, más de la mitad de nuestra población está instalada en las afueras.

(…)

America, durante la postguerra, invirtió toda su energía en construir una forma de vida que no tiene ningún futuro. La causa básica de que esto sea así es el fin de la energía abundante y barata.

El petróleo barato es el responsable de la fiesta que hemos vivido y disfrutado durante los últimos 150 años. Y esa fiesta está llegando a su fin.

Durante el transcurso de nuestras vidas vamos a ser testigos del fin de la era del petróleo.

Y el resultado de ello será el fin del estilo de vida norteamericano.

(…)

Tenemos que aumentar la generación eléctrica o nuestra economía no crecerá.

Supongo que ningún economista serio puede argumentar que nuestra economía puede crecer un 2 o 3% anual manteniendo estable el consumo de electricidad. El crecimiento económico es posible gracias al aumento del consumo eléctrico. La electricidad nos la proporciona la energía de los hidrocarburos.

Mathew Simmons hizo una declaración clarísima: El crecimiento futuro no es posible.

(…)

Los baratos, abundantes y fiables combustibles fósiles han hecho posible la vida que llevamos. Todo, desde nuestros trenes y autobuses, coches y camiones, calor en invierno y frío en verano, todo depende de la energía barata y fiable de los combustibles fósiles.

(…)

En algún momento nos daremos cuenta de que esta forma de vida tan normal está llegando a su fin.

(…)

Si es concebible que nuestra administración nos esté llevando directamente a una crisis energética. Si es posible que nuestros políticos y especialistas estén cometiendo semejante error histórico, ¿Qué otros errores deben haber cometido? ¿Qué nos están ocultando sobre el futuro del petróleo?.

(…)

Cuando la gente piensa en el petróleo, solo piensan en cuanto tardará en agotarse. Y esa no es la pregunta que hay que hacerse. Porque el petróleo que hay bajo tierra no es como el petróleo o la gasolina que llena los depósitos de nuestros coches.
Cuando se te acaba la gasolina del coche, sabes que tienes un problema. Pero eso no ocurre hasta que se agotan las últimas gotas. Sin embargo, con el petróleo del subsuelo, la situación es muy diferente.

(…)

Cuando llegas más o menos a la mitad, el ritmo al que puedes extraer el recurso llega al máximo a partir del cual, da igual cuanto esfuerzo pongas en ello, no puedes continuar extrayendo el recurso al mismo ritmo. El ritmo de extracción llega a un máximo y empieza a caer. Ahora mismo estamos más o menos a la mitad. Estamos en ese máximo, estamos en el punto en el que el mundo está produciendo la mayor cantidad de petróleo que vaya a producir jamás.

(…)

Coincido con muchos de los ponentes que se han escuchado aquí en que ya estamos en el cenit.

(…)

Pienso que será entre 2005 y 2007. Eso es lo que muestran mis modelos.
Y siempre nos entraba el miedo. ¿Cómo será vivir después del cenit de Hubbert con el petróleo mundial en descenso?. Yo
tengo esta lista de cosas:
* 7 trillones de dólares de pérdidas para el mercado norteamericano,
* 2 millones de puestos de trabajo perdidos en los EEUU,
* se acabó el superávit federal,
* se acabó el superávit estatal,
* la clase media desaparece.

(…)

El problema del incremento de los precios del petróleo derivado de su progresivo agotamiento es la manera en que afectará a los ciudadanos normales.

(…)

Rotundamente, no hay soluciones rápidas. Cero.

(…)

La llamada "revolución verde", que se llevó a cabo durante los años 40 y 50, permitió una increíble explosión en la cantidad de comida producida en nuestros cultivos.

(…)

La degradación del suelo ha provocado que la mayoría de nuestras tierras de cultivo no sean más que una esponja en la que se echan productos químicos derivados del petróleo para hacer crecer la comida. No sólo los fertilizantes están hechos a partir de Gas natural, todos los pesticidas comerciales están hechos a base de petróleo.

Sin mencionar la energía que hace falta para plantar, recolectar, bombear el agua de riego, procesar y empaquetar la comida, transportarla, etc. Realmente, va a haber un final para todo eso, y cuando eso ocurra vamos a tener verdaderos problemas. Ya sabe, no va a ser sólo un problema de no poder ir en coche hasta el centro comercial, va a ser un problema de no saber si vamos a ser capaces de alimentar a nuestros hijos.

Creo que mucha gente va a tener que dedicarse a producir comida en lugares que jamás se hubiera imaginado.

En los próximos años, la agricultura se va a ver obligada a emplear más mano de obra, por lo que mucha más gente tendrá que trabajar en ella.

(…)

Lo que esto implica es que se acabaron las relaciones económicas tal y como solíamos tenerlas. Los Wal-Marts de Norteamérica han sido muy eficientes y efectivos destruyendo cualquier atisbo de red local o regional de interdependencia económica o comercial. Y esas redes se van a tener que rehacer. Vamos a tener que aprender otra vez como vender al por menor a nivel local. Y no estamos preparados para eso. Es un proyecto de una magnitud impresionante.

(…)

Las consecuencias del cenit mundial del petróleo para una familia media no aparecerán inmediatamente. Porque el precio de la energía y la economía están muy intervenidos. Probablemente habrá una recesión económica. Tras esto, los hechos nos irían llevando hacia un decrecimiento de la actividad económica debido a que habría menos energía disponible para alimentarla. La gente empezaría a preguntarse por qué vamos de recesión en recesión y por qué cada recesión parece ser peor que la anterior. Cada vez se tardará más en salir de ellas hasta el momento en que ya no salgamos más. Al final, llegaremos a un punto, en unos cuantos años, en el que la recesión se convertirá en un depresión económica. Y en este caso, ya no habrá un final.

(…)

Veremos como se le echa la culpa a cualquiera. La reacción instintiva más natural e inmediata será que se sientan engañados por alguien, que se sientan timados por las compañías petroleras, que perciban algún tipo de conspiración por la que hay que culpar a alguien. Y cuando la gente siente que les han fallado, que han conspirado contra ellos, a menudo reaccionan de manera impulsiva por lo que podríamos ser testigos de escenas violentas

(…)

Mi opinión es que, aquí en Norteamérica, veremos como se intentan mantener los derechos de esta forma de vida aunque el mundo ya haya dejado claro que no se puede continuar viviendo de esta manera. El agotamiento del petróleo y el incremento de su precio tendrán un devastador efecto en esas comunidades, que se traducirá en una agitación política porque la población que vive en las afueras tiene un gran peso en las elecciones. Esto creará una tremenda presión en los políticos para resolver el problema de alguna manera, consiguiendo más petróleo de donde sea. No creo que ésta sea la solución, pero creará un enorme stress en el sistema político. Creo que los americanos elegirán a maníacos que prometan que podrán seguir manteniendo sus mansiones, sus casas, sus desplazamientos al trabajo, su vida en las afueras y sus grandes centros comerciales, sin importar lo que vayan marcando los acontecimientos históricos. Todo eso producirá muchas fricciones políticas, probablemente mucha violencia, probablemente una amenaza a nuestras instituciones democráticas que pondrá en cuestión si podemos o no continuar con este proyecto de civilización en el contexto de una república democrática.

(…)

Yo uso la frase "estamos bien jodidos" para describir hacia donde nos están mandando de cabeza. Pienso que la situación de las afueras es bastante desesperada. Pienso que se va a formar un gran lío, pienso que se va a producir una gran tormenta política, económica y social, y no estamos preparados para ello. Y uso ese término porque impresiona a la gente, y lo uso porque hasta que no se impresiona la conciencia de la gente, no empiezan a prepararse para los verdaderos problemas. Pienso que hay mucha resistencia natural a nivel político para comunicar algo a los consumidores y votantes sobre la necesidad de cambiar el modo de vivir.

(…)

¿Dónde están los medios de comunicación en todo esto? ¿Por qué no se da ninguna pista, se educa o se informa al público americano? Bien, esto es realmente un misterio asombroso e incomprensible.

(…)

La idea es que todo va bien y que todo el mundo está de acuerdo en que todo va bien. La crisis petrolera global que viene es una muy, muy mala noticia. Aún así, el hecho del agotamiento del petróleo ha sido, evidentemente,
evitado en los medios de comunicación.

(…)

El 60% del petróleo recuperable del planeta se encuentra en el golfo Pérsico. Y entonces llegó la doctrina de Carter en 1979 que dice que el petróleo de Oriente Medio tiene mucha importancia estratégica para los EEUU y que usaremos nuestro potencial militar para defender nuestro acceso a él. El mundo está en un momento en el que ya no se está luchando por las mayores reservas de petróleo, se está luchando por
las migajas.

(…)

Hemos sido avisados, por nuestro presidente y vice-presidente, de que estaremos en guerra el resto de nuestra vidas. EEUU no estaría en Irak, si no tuviera petróleo. El único interés de los EEUU en Oriente Próximo es su petróleo. Desde un punto de vista militar, estamos presenciando una guerra secuencial para controlar las últimas reservas de petróleo del planeta. Esa es la guerra que no acabará mientras vivamos.

(…)

Los EEUU deben eliminar de la escena mundial a cualquier posible competidor por el control de los recursos. Afganistán e Irak son los dos contratos de apertura de lo que está obligado a ser una larga serie de guerras y una competición internacional por el petróleo que resta en el mundo. Y más del 60 % de ese petróleo está localizado en sitios donde a la gente no les gustamos demasiado.

(…)

La ironía fue el carácter distintivo de finales del siglo XX. Pero conforme entramos en el siglo XXI, nos vamos a ir dando cuenta de que la ironía es un lujo que no podemos permitirnos más. Este asunto no es nada divertido, y nuestras vidas van a depender de si conseguimos un ambiente en el que valga la pena vivir, y que pueda sostener nuestro proyecto de civilización. No vamos a ser capaces de recostarnos y reírnos más, y disfrutar irónicamente de todo esto. Esa parte de nuestra historia se acabó. Es hora de ponerse serio. Y ahora, puede seguir consumiendo con la misma felicidad con la que lo hacen los jóvenes adultos de hoy en día.

Más sobre el pico de Hubbert, como no, en la wikipedia.

¿Saben?, siempre he pensado lo irónico que es que pueda hacer todo esto y seguir dedicándome a lo mio. Trabajo en la industria audiovisual, los estudios me distribuyen y son propiedad de grandes corporaciones.

Entonces ¿por qué me siguen comprando cuando resulta que me opongo a todo aquello que ellos representan? ¿Cómo es que empleo el dinero que me dan ellos para oponerme a aquello en lo que ellos creen? Pues porque no creen en nada. Me distribuyen porque saben que hay millones de personas quieren ver mi película o ver el programa de televisión y ellos van a ganar dinero. Y yo he conseguido distribuir mi material gracias a que voy conduciendo mi camión por esta enorme grieta que existe en el capitalismo, la grieta de la codicia.

Es como el hombre rico que te vende la cuerda para ahorcarle, si cree que con ello va a hacer dinero. Pues bien, yo soy esa cuerda, espero. Soy parte de esa cuerda.

También creen que cuando la gente ve mi trabajo o vean este documental, o lo que sea, se creen que ustedes lo verán y no harán nada al respecto porque ellos han conseguido ya anular sus mentes y ustedes no podrán reaccionar. No se van a levantar de sus sillones para cambiar las cosas. están convencidos de ello, y yo estoy convencido de lo contrario. Estoy convencido que algunas personas van a salir del cine o levantarse del sillón y van a hacer algo.

Cualquier cosa para recuperar el mundo y volver a tenerlo en nuestras manos.

Michael Moore en el final del magnífico documental The Corporation.

Pienso que el Software Libre es la cuña de la industria del Software lo mismo que los Bienes Comunes (Copyleft, Cultura Libre, la cultura del compartir y colaborar, etc, etc) por extensión, siguiendo el ejemplo del Software Libre, son la cuña de este inmoral sistema económico actual. Un grandioso hack (una solución inteligente a un problema). ¿Un poco exagerado? Ya veremos…

Conformismos

Yo veo la metáfora de los primeros intentos del hombre por volar. El hombre que se tiraba desde un acantilado muy alto con su aeroplano batiendo las alas. Al pobre loco que le daba el viento en la cara, se creía que estaba volando pero en realidad iba en caída libre, solo que no lo sabía porque el suelo estaba muy lejos. Pero por supuesto estaba condenado a estrellarse.

Así es como veo yo a nuestra civilización: el gran acantilado representa los recursos prácticamente ilimitados que parece que tenemos cuando comenzamos este viaje.

El aparato no vuela, porque no está construido conforme a las leyes de la aerodinámica y está sujeto a la ley de gravedad.

Nuestra civilización no vuela porque no está construida conforme a unas leyes de la aerodinámica que permitan volar a las civilizaciones.

Y por supuesto, el suelo está muy lejos, pero hay quienes ya han visto que nos estamos acercando al suelo, antes que el resto de nosotros.

La Tierra todavía está lejos, pero algunos la vieron acercarse antes que otros.

Los visionarios lo han visto y nos han dicho que estamos acercándonos.

No hay ni una sola revista científica especializada que se haya publicado en los últimos veinticinco años que contradiga este escenario.

Todos los sistemas vivos de la Tierra están en decadencia. Todos los sistemas que mantienen la vida en la Tierra están en decadencia, y estas dos cosas componen la biosfera, la cual mantiene y alimenta toda la vida, no sólo la nuestra, sino quizá a unos treinta millones de especies más que comparten el planeta con nosotros.

La típica compañía del siglo XX, extractora, despilfarradora, abusiva, lineal en todos sus procesos, que toma de la Tierra, crea residuos, y envía sus productos a la biosfera amontonando basura.

Me sorprendió mucho saber cuanto tiene que producir la Tierra a través de nuestro proceso de extracción para generar un dolar de ingresos para nuestra compañía. Cuando lo supe me quedé pasmado.

Estamos dejando una herencia terrible de veneno y destrucción del medioambiente para los nietos de nuestros nietos, generaciones que aún no han nacido.

Algunas personas llaman a esto tiranía intergeneracional; una forma de impuestos sin contrapartida que impondremos a las generaciones venideras.

Es una gran equivocación.

(…)

Un día, al principio de este viaje, de repente me dí cuenta que la forma en la que había dirigido "Interface" era la de un saqueador, saqueando cosas que no me pertenecían, cosas que pertenecían a todas las criaturas de la Tierra. Y entonces me dije: "Dios mío, debe llegar el día en que esto sea ilegal y no permitan más saqueos. Debe llegar". Y me dije: "Dios mio, algún día, la gente como yo terminará en la cárcel."

Diálogo de Ray Anderson, Presidente de Interface Inc., en el documental The Corporation. Instituciones o Psicópatas – La.Patología del Comercio (2003) de Jennifer Abbott y Mark Achbar.

A veces uso la metáfora de que somos, la humanidad, como una manada que camina inconscientemente hacia un precipicio. Los que se dan cuenta y se dan la vuelta se llevan unos cuantos empujones y pisotones. Pero es que tenemos un marcado comportamiento psicológico de manada que usamos para reafirmar nuestras acciones. Si lo dice/hace la manada, será que es lo correcto, sin pensarlo mucho más. Es como los refranes, como dice mi amigo Dani, que por que riman, parece que son más verdad.

Y me encanta esta metáfora de la "Tercera Ola":

Pese a lo que prediquen los partidos y candidatos de hoy, la lucha entre ellos apenas si es más que una disputa sobre quién obtendrá mayores beneficios de lo que queda del declinante sistema industrial. Dicho de otra manera: se hallan empeñados en una pugna por ocupar las proverbiales sillas de cubierta en un Titanic que se hunde.
Como veremos, la cuestión política fundamental no es quién controla los últimos días de la sociedad industrial, sino quién configura la nueva civilización que está surgiendo rápidamente para reemplazarla. Mientras escaramuzas políticas de cierto alcance agotan nuestra energía y nuestra atención, una batalla mucho más profunda se desarrolla ya bajo la superficie. Aun lado están los partidarios del pasado industrial; al otro, millones de personas -cuyo número no cesa de aumentar-, que comprenden que los más urgentes problemas del mundo -alimentación, energía, control de armamentos, población, pobreza, recursos, ecología, clima, los problemas de los ancianos, el derrumbamiento de la comunidad urbana, la necesidad de un trabajo productivo y remunerador- no pueden resolverse ya dentro de la estructura del orden industrial.
Este conflicto es la «superlucha» por el mañana.
(…)
Una vez comprendemos que se está librando una encarnizada lucha entre quienes tratan de preservar el industrialismo y quienes tratan de sustituirlo, nos encontramos en posesión de una nueva y eficaz clave para comprender el mundo. Más aún -ya estemos fijando la política a seguir por una nación, la estrategia a desarrollar por una corporación o los objetivos de nuestra propia vida personal-, nos hallamos en posesión de un nuevo instrumento para cambiar el mundo.
Sin embargo, para utilizar este instrumento debemos poder distinguir con claridad los cambios que prolongan la vieja civilización industrial de aquellos otros que facilitan la llegada de la nueva. En resumen debemos comprender tanto lo viejo como lo nuevo, el sistema industrial de la segunda ola en el que tantos de nosotros hemos nacido y la civilización de la tercera ola, en la que viviremos nosotros y nuestros hijos.

La Tercera Ola.(c) 1980, Alvin Toffler. Plaza & Janes, Barcelona 1993.

Tenía ganas de meter esta cita o algo similar, para dar un toque de optimismo al futuro.

Por cierto, el último párrafo de Toffler me recuerda en cierta forma a la opinión de mi amigo Paco, cuando hablamos de esto. Y en conjunto, la cita de La Tercera Ola, dice muchísimo sobre mi actitud personal estos últimos diez años.

Ahora estaba escuchando Radiohead (uno de mis grupos favoritos de esos que mezclan dureza con feeling) con el excelente programa de audio Amarok (sublime y muy recomendable pieza de Software Libre).

Y me ha dado por leer las letras de las canciones (el programa tiene una función que descarga las letras de Internet de lo que estás escuchando) y mientras leía me ha sorprendido encontrar una publicidad en forma de banner al final de las canciones.

No se como ha surgido el tema, pero me imagino que el web que proporciona las letras ha insertado de alguna forma la publicidad de paso que proporcionaba las letras. Inmediatamente he pensado: qué poco va a durar esta publicidad…

Como me parecía inadmisible algo así tratándose de Software Libre, he hecho una rápida búsqueda en Internet y he encontrado el respectivo bug en debian (de donde he sacado la captura anterior) y he leído que este "problema" se solucionaba en la siguiente versión de Amarok.

Esto es un ejemplo de lo que pasa cuando somos productores, y consumidores al mismo tiempo (en este caso de Software Libre) . Es de pura lógica, lo que producimos no lo producimos para esclavizarnos si no para hacernos más libres.

Otro ejemplo relacionado en el plugin Adblock de mi navegador Mozilla, con el que filtro todo tipo de publicidad mientras navego por Internet.

Y casi me pondría ahora a hacer la parodia de Bill Hicks "¿Alguno de los presentes trabaja en publicidad o marketing?", pero voy a relajarme…y solo añadir: señores/as del mundo de la publicidad a partir de ahora hay que trabajarselo más.

Mucho me temo que lo van a hacer.

Decía Gandhi: "Primero te ignoran, luego se ríen de ti, luego te
atacan y, finalmente, ganas". Es unas de mis citas preferidas para
estos tiempos de cambio que nos ha tocado vivir, y que José Cervera usa
excelentemente en este post sobre los ataques a las Licencias de Creative Commons. Cito:

"Al principio te ignoran; luego se ríen de ti, después te atacan. Y
entonces, ganas. Eso decía el Mahatma Gandhi, y a juzgar por este
principio las licencias Creative Commons están ganando. Porque algunas
asociaciones de autores (primero la BMR británica; a su estela, con
mucha más saña, la ACAM española) han pasado de la risa al ataque. Con
una torticera mezcolanza de medias mentiras, grandes verdades y algún
que otro reconocimiento involuntariamente jocoso, ACAM fomenta el miedo
y la incomprensión. La Fase Cuatro está cerca."

Señores, vayan pensando en reconvertir sus establos a los nuevos tiempos, o simplemente desaparecerán.

Leo este post de Jorge Cortell y no veo más que lo de siempre, las convulsiones agónicas de nuestra antigua civilización. Pongo aquí un extracto del citado post del blog de Jorge Cortell:

"1) 6 personas distintas, todos miembros de la universidad en diferentes funciones (estudiante, profesor, bedel, director de área, escuela, departamento, o lo que sea) me han asegurado que las órdenes de que no se permitiese que mi conferencia se diese en un local de la universidad venían directamente del Rector, quien a su vez estaba presionado por "cierta entidad de gestión colectiva" bajo amenazas (amenazas de una campaña mediática en contra, de inspecciones de software -eso pasa por no usar software libre- o de contenidos protegidos por copyright en los discos duros de los ordenadores, de generar oposición política, de complicidad en alegoría del crimen, instigación, etc, etc).

2) Otras tantas personas (algunas de ellas distintas de las anteriores) me han asegurado de que mis días como Profesor de Master en la UPV están acabados, y que, en cuanto pase el revuelo (muy posiblemente a final de curso), se "acabe mi carrera docente". Es más, me han asegurado de que se van a encargar de que no reciba una beca de investigación o se me contrate en ninguna otra universidad (lo cual no me da más que risa porque yo doy clases por vocación, aunque cobre, y nunca he solicitado una beca en España, ni por suerte creo que lo haga).

3) Es más, han oído que, de modo discreto, se hará un "acoso y derribo" a cualquiera de mis intereses (soy socio en un par de empresas, y gestiono otra) solicitando inspecciones (de hacienda, de software, de trabajo, de seguridad, de medioambiente, de protección de datos, de lo que sea), asegurándose de que no consiguen ni un solo contrato de la Administración, etc."

"Siempre que una ola de cambio predomina en una determinada sociedad
es relativamente fácil columbrar la pauta del desarrollo futuro.
Escritores, artistas, periodistas y otros descubren la «ola del
futuro»."

La Tercera Ola.(c) 1980, Alvin Toffler. Plaza & Janes, Barcelona 1993.

Esta parte me recuerda al primer párrafo del prólogo de Lessig de Software Libre para una Sociedad Libre de Stallman. Para mi estas personas (escritores, artistas, etc), cada una en su campo de acción, son la vanguardía.

Conformismos vs Inconformismos"Dos imágenes del futuro, aparentemente contradictorias, hacen presa
en la imaginación popular actual. La mayoría de las personas ─en la
medida en que llegan a molestarse en pensar en el futuro─ dan por
supuesto que el mundo que conocen durará indefinidamente. Les resulta
difícil imaginar una forma de vida verdaderamente diferente, cuanto más
una civilización totalmente nueva. Por supuesto que se dan cuenta de
que las cosas están cambiando. Pero dan por sentando que los cambios
actuales no les afectarán y que nada hará vacilar el familiar entramado
económico ni la estructuración política que conocen. Esperan
confiadamente que el futuro sea una continuación del presente."

La Tercera Ola.(c) 1980, Alvin Toffler. Plaza & Janes, Barcelona 1993.

"Por encima de todo, como veremos, la civilización de la tercera ola comienza a cerrar la brecha histórica abierta entre productor y consumidor, dando origen a la economía del «prosumidor» del mañana. Por esta razón, entre muchas otras, podría resultar ─con un poco de ayuda inteligente por nuestra parte─ la primera civilización verdaderamente humana de toda la Historia conocida."

La Tercera Ola.(c) 1980, Alvin Toffler. Plaza & Janes, Barcelona 1993.

Una buena definición de prosumidor de la Wikipedia.

"La especie humana ha experimentado hasta ahora dos grandes olas de
cambio, cada una de las cuales ha sepultado culturas o civilizaciones
anteriores y las ha substituido por formas de vida inconcebibles hasta
entonces. La primera ola de cambio ─la revolución agrícola─ tardó miles
de años en desplegarse. La segunda ola ─el nacimiento de la
civilización industrial─ necesitó sólo trescientos años. La Historia
avanza ahora con mayor aceleración aún, y es probable que la tercera
ola inunde la Historia y se complete en unas pocas décadas. Nosotros,
los que compartimos el Planeta en estos explosivos momentos,
sentiremos, por tanto, todo el impacto de la tercera ola en el curso de
nuestra vida."

La Tercera Ola.(c) 1980, Alvin Toffler. Plaza & Janes, Barcelona 1993.

"Una nueva civilización está emergiendo en nuestras vidas, y hombres
ciegos están intentando en todas partes sofocarla. Esta nueva
civilización trae consigo nuevos estilos familiares; formas distintas
de trabajar, amar y vivir; una nueva economía; nuevos conflictos
políticos, y más allá de todo esto, una conciencia modificada también.
Actualmente existen ya fragmentos de esta nueva civilización. Millones
de personas están ya acompasando sus vidas a los ritmos del mañana.
Otras, aterrorizadas ante el futuro, se entregan a una desesperada y
vana huida al pasado e intentan reconstruir el agonizante mundo que les
hizo nacer.

El amanecer de esta nueva civilización es el hecho más explosivo de nuestra vida."

La Tercera Ola.(c) 1980, Alvin Toffler. Plaza & Janes, Barcelona 1993.

Normalmente, me gusta hablar del futuro y de temas muy relacionados
con este libro, así que esta cita de la introducción me viene muy bien:

"Similarmente, los lectores inteligentes comprenden que nadie
─historiador o futurista, planificador, astrólogo o evangelizador─
«conoce» ni puede «conocer» el futuro. Cuando digo que algo sucederá,
doy por supuesto que el lector aplicará el apropiado margen de
incertidumbre. De haber obrado de otra manera, habría sobrecargado el
libro con una ilegible e innecesaria jungla de reservas. Además, las
predicciones sociales nunca son científicas ni se hallan exentas de
subjetivismo, por muchos datos computadorizados que utilicen. La tercera ola no es una predicción objetiva y no pretende estar científicamente demostrada."

La Tercera Ola.(c) 1980, Alvin Toffler. Plaza & Janes, Barcelona 1993.

La Tercera OlaVoy a empezar con esta nota una serie de citas (unas veces las comentaré otras veces no) del libro La Tercera Ola de Alvin Toffler coincidiendo con que he iniciado su relectura. El libro me lo recomendó en 1998 (casi veinte años después de su publicación) mi amiga Silvina Carstens y su lectura me influyó enormemente durante todos estos años. Sirva esta nota para agradecerle a Silvina su recomendación.

This work by vjrj is licensed under a Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 Spain.