Archives for posts with tag: Ecología

Todo esto me recuerda continuamente al «Ensayo sobre la ceguera» de Saramago.

La gente, [email protected] [email protected], despiertan, sí, pero aún están adormecidos y no ven con claridad.

Poco a poco despertarán del todo y entenderán que la fiesta terminó, que no hay vuelta atrás, que este sistema es insostenible y no tiene futuro.

Entenderán la magnitud del desastre: La crisis económica, es solo la punta de iceberg de toda una crisis multifacética.

Que este sistema económico es lo más parecido a un cáncer a punto de convertirse en metástasis, ya que:

El crecimiento con el único fin del crecimiento es la ideología de una célula cancerígena (Edward Abbey)

Y que pedir soluciones a este sistema económico, es como pedir al cáncer que nos cure del tumor.

Que no respetar al medioambiente, es como cagar en nuestro propio plato, y en el de nuestros hijos/as.

Que es como estar en contra de la ley de gravedad. Se puede estar en contra, pero, tarde o temprano caes.

Que la fiesta del minoritario primer mundo se vivió a costa del resto del mundo, del planeta, y de sus recursos finitos menguantes. Y eso que es crisis.

Y entonces nos tocará decidir si nos empecinamos en volver a la autodestructiva fiesta mientras que el cuerpo (léase el planeta) aguante o si construimos algo nuevo donde el futuro sea «vivible», algo centrado en el cuidado por [email protected] del bienestar y el bien común.

Y este futuro muy probablemente nos tocará construirlo a [email protected] mientras este sistema seguirá con la misma inercia autodestructiva.

El juego ha terminado. Perdimos. El estado corporativo continuará en su avance inexorable hasta que dos terceras partes de la nación y del planeta constituyan permanentemente una clase inferior desesperada. La mayoría de nosotros luchará por salir adelante mientras los Blankfein y nuestras élites políticas se revuelquen en la decadencia y la avaricia de la Ciudad Desaparecida y Versalles. No es que estas élites tengan un sueño; sólo conocen una palabra: más. Continuarán con la explotación de la nación, la economía global y el ecosistema. Y utilizarán su dinero para esconderse en recintos cerrados cuando todo implosione. No esperen a que se ocupen de nosotros cuando todo empiece a desenredarse. Tendremos que cuidarnos solos. Tendremos que crear improvisadamente pequeñas comunidades monásticas donde podamos mantenernos y alimentarnos. Será de nuestra propia incumbencia mantener vivos los valores culturales, morales e intelectuales que el estado corporativo ha intentado eliminar. Si no es así, seremos zánganos y siervos de una distopía corporativa global. No hay muchas alternativas. Pero al menos, todavía, nos queda alguna.

Artículo de Chris Hedges premio Pulitzer y antiguo corresponsal del New York Times, publicado en la revista AdBusters. (La traducción de la cita por Christine Carroll, mil gracias).

A pesar de todo, el futuro no está escrito, lo escribimos entre [email protected] si queremos participar:

O eres parte del problema o eres parte de la solución o simplemente parte del paisaje. (Robert De Niro como Sam en Ronin, 1998)

Y es inspirador ver el poder de la comunidad en situaciones similares.

 

Algunas notas rápidas sobre la petición pública de BP de sugerencias e ideas que les ayuden a parar el vertido de crudo en el golfo:

  • Cuando suceda un desastre similar pero en este caso nuclear (ya que parece que lo nuclear está de nuevo de moda) ¿se abrirá otro buzón de sugerencias para pedir ideas al público en general sobre como parar las emisiones radioactivas?
  • ¿No nos damos cuenta de nuestras grandes limitaciones como especie?
  • ¿Hasta cuando este antropocentrismo?
  • ¿Hasta que nuestra estupidez y miopía nos auto-extinga?

Como dice el Roto, «Lo que más futuro tiene de la energía nuclear son los residuos» y como dice mi compi Ismael, «Somos la mosca en el lomo de la vaca que se cree el centro del universo».

Actualización:

Dos titulares de El País de hoy:

Suecia construirá nuevas nucleares tras 30 años de moratoria

y en la misma página

El jefe de BP admite en el Congreso que el vertido «no debió ocurrir»

Pues eso…

El crecimiento con el único fin del crecimiento es la ideología de una célula cancerígena

Edward Abbey

PD: Mil gracias por la cita Samer

Actualización: Sobre esperar que las soluciones vengan del mercado «Esto es como pedirle al cáncer que nos cure de un tumor. Pedirle a la dictadura que nos haga libres.» (escuchado hoy en Carne cruda, sobre la dictadura del mercado, RNE3)

Logo de PlantaréComo comentaba hace unos días cuando hablaba de troco, desde el Semillero del BAH estamos desarrollando una iniciativa para fomentar el intercambio descentralizado de semillas llamada Plantaré. La iniciativa está mucho más madura (con su manual, textos más finos, web multilenguaje, etcétera) como se puede ver en el enlace anterior. Ah, traducciones bienvenidas…

El Plataré digamos que facilita que alguien que tenga semillas, las pueda compartir para que se resiembren, se devuelvan en una cantidad similar y se sigan intercambiando.

Los objetivos del Plantaré son variados:

  • Fomentar, visualizar y formalizar el intercambio descentralizado  y autónomo de semillas entre cualquier persona o colectivo. El Plantaré es como un pagaré que simplemente formaliza el intercambio.
  • Mover nuestros bancos de semillas (necesario ya que las semillas paulatinamente pierden su capacidad de germinación)
  • Crear pautas para que otras personas/colectivos compartan de una forma sencilla, de forma que [email protected] obtengamos más semillas
  • Poder compartir con personas no conocidas o cercanas (en nuestro caso recibíamos peticiones de semillas y muchas veces no sabíamos como tratarlas y a la vez dinamizar y no esquilmar nuestro banco)
  • Poder realizar acuerdos más ricos (intercambiar por otras semillas o por tiempo de trabajo compartido…etcétera)
  • Expandir la biodiversidad

Desde mi punto de vista, aun siendo una iniciativa todavía experimental, quizá sea un buen punto de partida, o incluso motive a que otras personas la mejoren y finalmente demos con iniciativas ciudadanas que «planten» con más contundencia cara a cosas como esta (de Rockefeller+Gates Foundation, Monsanto, y toda la banda), o a las semillas comerciales híbridas (que no pueden volver a resembrarse), etcétera. etcétera. Si nos ponemos ambiciosos, pues no nos vamos a quedar cortos…

Que significativo que Bill Gates ande también metido en el tema de las semillas y de esa forma…

El Plantaré está muy influenciado por:

  • el P2P, su arquitectura y forma de compartir (siempre que descargas a la vez estas compartiendo), aunque trasladado a un tipo de bienes comunes materiales como son las semillas
  • el Copyleft ya que animamos a compartir por igual (ver el Manual de Uso). Digo «animamos», ya que la reproducción de semillas requiere que se le dedique un esfuerzo
  • y el sistema WAT japonés de trueque.

Ejemplo de uso de Plantaré
Más allá de la gente especializada que produce e intercambia semilla, personalmente me interesa que se creen pautas (léase si me apuráis HOWTOs) para que cualquier persona pueda obtener, reproducir y seguir compartiendo semillas. Y en definitiva que si quieres, no te limites a ser un mero consumidor de semillas, si no que puedas convertirte también en productor y por tanto prosumidor, aunque sea a pequeña escala. Todo ello de una forma autónoma y descentralizada.

Lo estamos presentando en un Encuentro de Intercambio de Semillas de la Zona Centro y seguro que lo mejoramos con los comentarios y la dinámica de intercambio que vamos a hacer.

De cualquier forma, comentarios bienvenidos…

Actualización: Nueva versión del Plantaré con los comentarios recibidos. Ahora es más autoexplicativo y debe resultar más sencillo de rellenar.

Recomendable la lectura de El capitalismo al estilo Sarah Palin (via Globalizate).

Algunos recortes rápidos:

Estamos viviendo un momento progresista, un momento en que el suelo se está moviendo bajo nuestros pies, cuando todo es posible. Lo que considerábamos inimaginable sobre lo que se podría decir y esperar hasta hace un año, ahora es posible. En una época como esta, es absolutamente crucial que seamos tan claros como sea posible sobre lo que queremos, pues puede que lo logremos.

(…)

En primer lugar, vamos a recordar que, antes que llegara, el público de los EE.UU., finalmente, estaba empezando a considerar la urgencia de la crisis climática, con el hecho de que nuestra actividad económica está en guerra con el planeta y que debemos hacer cambios radicales inmediatamente.

(…)

Esta es la mentira más confortante y peligrosa que existe: la mentira de que el crecimiento perpetuo, sin fin, es posible en nuestro planeta finito.

(…)

Y el capitalismo evitará una contabilidad seria -sea ella de las deudas financieras o de las deudas ecológicas- cueste lo que cueste.

(…)

Es apropiado llamarle a eso "socorro financiero". Están socorriendo a los mercados financieros para evitar que el navío del capitalismo financiero se hunda, pero lo que se está retirando no es agua. Son personas. Están sacando personas del navío en nombre de la "estabilización". El resultado será una embarcación más leve y más tacaña. Mucho más tacaña.

(…)

El capitalismo puede supervivir a la crisis. Pero el mundo no podrá supervivir a otro regreso del capitalismo.

Gracias Edu.

p2pHay varios temas que me preocupan y rondan en mi cabeza desde hace tiempo:

  • Facilitar el intercambio alternativo de bienes y servicios entre productores y consumidores. Al participar en varios proyectos de consumo crítico, de soberanía alimentaria, de entorno rural, he visto este tiempo necesario facilitar la gestión del intercambio de estos bienes, así como la visualización de ellos (quien ofrece que, en donde, etc.). El no tener una gestión sencilla y dinámica de estos bienes, hacen estos intercambios un poco engorrosos.
  • El paulatino y brutal paso de un modelo libre de intercambio y mejora de semillas (el de toda nuestra historia pasada) a un modelo privativo, cerrado, dependiente, centralizado, peligroso y que pone nuestra soberanía alimentaria en poder de cuatro multinacionales (lo mismo es aplicable a la ganadería). Unido a que no se termine de ver desde las redes de intercambio de semillas que conozco, que estas problemáticas se pueden combatir globalmente usando la filosofía hacker, un ejemplo práctico de lo que llamábamos Fernando García Dory y yo echohacking. Es por ello que varias iniciativas de este tipo no terminen de implantarse pese a que ha habido todo un trabajo de desarrollo. [email protected] [email protected] finales, no hacen uso de ellos. Mi duda llegado a este punto es ¿por qué hacer un programa específico para facilitar el intercambio de semillas? Sigo.
  • La ilegalización del préstamo de bienes digitales y la tendencia a trasladarlo a bienes materiales (por ejemplo el canon del préstamo de las bibliotecas públicas). ¿Por qué no puedo prestar un disco/libro que he comprado por Internet a un familiar o a un amigo/a?

Por no hablar del consumo literal de nuestro planeta que nuestro sistema capitalista actual ocasiona y que tiene toda la pinta, si no se toman medidas, de que va a conducirnos a un colapso.

Todo esto coincide que estos días se está relanzando el proyecto de desarrollo red de trueque, del que por ahora soy solo un "mirón" y que por otro lado llevaba tiempo intentando documentarme sobre el tema.

Pero voy al grano con mi "tesis".

¿Por que no facilitar un intercambio de bienes físicos, y no solo digitales, a través de redes Peer-to-peer (P2P) descentralizadas?

Es decir, crear una economía de intercambios de bienes materiales de tú a tú, sin intermediarios, sin eBays, sin centralizados bancos de tiempo, sin informaciones privilegiadas, etc. Todo apoyado en un software tipo P2P de forma que sea sencillo saber quien/donde/como produce que y como, que opinan otras personas de este productor, etc.

Aquí productor/a, podemos ser [email protected] Yo mismo que ofrezco tales servicios o un sofá que tengo en casa, o mi misma casa cuando me voy de vacaciones, o mi aparcamiento de tal a tal hora, o mis semillas, o mis tomates, etc, etc.

Si no conoces mucho lo que es una red P2P, su funcionamiento, su diseño y arquitectura, será más complicado de entender esto. Pero a grandes rasgos un programa de P2P es algo que a través de Internet, permite un intercambio descentralizado (a veces incluso puede ser anónimo) de bienes digitales de persona a persona.

Me explico con unos escenarios de uso de como sería un programa de este tipo aplicado a cualquier bien:

Caso de uso 1. Compartir

Abro mi programa de P2P y registro (de la forma más sencilla posible) que quiero intercambiar tal libro, tal ISBN, tal ISSN o tal otra cosa (por ejemplo tal variedad de semillas).

Para facilitar el registro de los bienes que queremos compartir se puede usar bases de datos públicas y online (de ISBN, códigos de Amazon, etc) para rellenar los mínimos datos posibles. Es decir, meto una mínima referencia, y el resto de datos se rellenan a través de una consulta en Internet de esa referencia.

Si quiero intercambiar semillas, simplemente registro las variedades de semilla que produzco.

Caso de uso 2. Búsquedas

¿Estoy buscando algo y no quiero adquirirlo directamente en una red comercial típica? Abro mi programa de intercambio P2P, y hago una búsqueda. Los resultados me salen por defecto ordenados por proximidad.

Para ello cada usuario conectado indica a otros su localización geográfica aproximada.

Si encuentro lo que estoy buscando el programa me indica una forma de contactar con la persona que lo proporciona (o las personas ya que un mismo bien puede ser compartido por varias personas).

Las personas al igual que los productos se pueden valorar y comentar, para saber lo que otras personas opinan de tal producto/productor, detectar fraudes, etc.

Como hacer este software de intercambio

Escogemos un programa existente de P2P de bienes digitales de fácil uso, robusto, descentralizado, etcétera y lo adaptamos a nuestras necesidades, añadiendo entre otras cosas:

  • Geo localización aproximada de usuarios (usando GeoIP o algo así)
  • Asistentes de registro sencillos de bienes (usando todos los medios externos que podamos como ISBN, referencias de bancos de geoplasma, etc).

Creo que es crucial la sencillez de registro para que algo así tenga éxito. Hay que tener en cuenta que en una red P2P clásica se comparte por defecto, mientras descargas. Mientras recibes, en el mismo momento ya estás ofreciendo al resto lo que estás recibiendo. Hacer si hacer (Wu Wei). Muchas personas no son conscientes de esto y ven una red P2P como algo de lo que se benefician, que lo primero que hacen es una búsqueda y una descarga. Si no hacemos un registro sencillo, si no facilitamos estas transacciones, va a ser difícil de que esto se use o se vislumbre como algo útil.

Por supuesto, un desarrollo de este tipo tiene otras dificultades y retos que resolver (seguridad, dependencia tecnológica, etc) esto es solo un primer esbozo.

Objetivos

Pues eliminar intermediarios innecesarios, potenciar relaciones directas productor-consumidor, conseguir una autogestión no tan cansina, descentralizar, potenciar la economía de pequeña escala, alternativa y más localizada, reutilizar, reciclar, legitimar la redes P2P inyectando economía real, etc.
 
Supongo que en este mismo momento habrá unas cuantas personas en el mundo pensando en exactamente esto, suele pasar, lo que es cierto es que todavía no ha cuajado nada o yo no me he enterado, o no ha pasado de ser una idea.

¿Conocéis alguna referencia al respecto?

Conozco un software, un tanto anticuado, que se puede usar para montar una red de bibliotecas distribuidas descentralizada, que me ha inspirado en alguna cosa de este texto (como el tema del registro sencillo). Pero bueno, no es P2P.

Y bueno, queridos y queridas, tendremos que programar algo libre antes de que llegue el primo de Skype y haga algo parecido privativo, se extienda, y nos tengamos que poner a construir alternativas libres. Posicionamiento, el que llega primero…

Nota para ludistas: Evidentemente si no queremos/podemos hacer uso de las nuevas tecnologías siempre nos queda lo que siempre se ha usado tradicionalmente, el boca a boca, las relaciones personales, etc, etc.

jing jangEstaba mirando unos bastoncillos para la limpieza de oídos cuando me han entrado ganas de escribir este artículo de una vez. Va sobre nuestra naturaleza humana, y un poco sobre autogestión de la salud.

Explico lo de los bastoncillos. Recuerdo algo que me sucedió en el patio del colegio cuando tenía diez o once años, cuando algo parecido a una abeja, no tuvo mejor idea que meterse en mi oído izquierdo. Tras unos minutos de disimulado pánico por mi parte, y de agonía por parte del insecto, este quedó inmovilizado en mi oído.

Cuando al rato conseguí sacarlo sin mayores consecuencias, no daba crédito a su tamaño y aspecto, a lo que me había pasado, y a lo que me había impedido que la cosa fuera a más, el cerumen.

Desde entonces, "limpio" mis oídos con moderación. Me acuerdo que una amiga se reía de mi campaña "pro-cerumen" (quizás como tú que me lees) hasta que le paso algo parecido en un viaje juntos. Sufrir puede llegar a ser bastante pedagógico.

Y es que nuestro cuerpo, muchas veces en contra de lo que pensemos [email protected], es sabio, ya que es que es fruto de una larga evolución de unos milloncitos de años.

Pero lo olvidamos casi siempre, y nos dejamos llevar por modas, por credos, por supersticiones, por nuestra cultura, y por otras gilipolleces varias.

Y así nuestra vida esta llena de sinsentidos y de represiones de nuestras conductas naturales. Vamos con unos ejemplos:

Sudar es un horror, una vergüenza, lo bueno es oler a químicos o a algo que parezca flores. Usamos desodorantes de dudosas repercusiones para nuestra salud. Y parece que es el olor corporal el que nos hace elegir la pareja con un sistema inmunológico más diferente al nuestro (lo que hace a nuestros descendientes más resistentes).

Pero sigamos…

No podemos bostezar o esperazarnos, que es de mal gusto.

No podemos eructar o peernos, que también está mal visto (en occidente). Por más que nos lo pida nuestro cuerpo, nos aguantamos. Nuestros aires internos se deben desintegrar mágicamente.

Otro ejemplo que me encanta es la gente que estornuda taponando todos sus orificios, e intentando no hacer ruido. Un día se les va a salir un ojo, se les va a levantar la tapa de los sesos, o yo que se.

Como decía, tenemos que tener nuestros oídos y nuestras fosas nasales "limpias", sin pelos, y sin substancias segregadas por nuestro cuerpo. Aunque nuestra nariz sea un filtro y acondicionador del aire que respiramos. Aunque nuestro oído se limpie y proteja con el cerumen.

Alucino cuando veo a personas con esas gafas de sol ridículas, de tamaño y patillas extravagantes. Recuerdo hace poco estar una terraza y que casi la mayoría de las mujeres las llevaban, y que casualidad, ningún hombre. Ah, estábamos a la sombra. Uy sí, la luz, que horrrorr… Tengo unas para la nieve.

Nuestra piel, perfectamente acostumbrada a defenderse de agresiones externas, tiene un nuevo enemigo, el gel, la esponja y otros abrasivos varios de uso continuado. Y claro, las alergias se convierten en algo normal.

Este ejemplo me gusta especialmente: Nuestros pies, los aislamos del suelo con "aislantes de goma" (algo único sin precedente en nuestra historia evolutiva), y nos pasamos el día recibiendo y almacenando cargas eléctricas (artificiales o naturales). Cuando nuestra cabeza dice que no puede más, pues lo de siempre, pastilla al canto. Pero andar descalzo por supuesto no! Personalmente, ando todo lo que puedo descalzo, y cuando me calzo, pues es como cuando me pongo guantes en las manos, me canso y me agobio rápido.

Si nuestro cuerpo decide endurecerse en las manos o en los pies y nos sale una dureza, que horror, piedra pómez o corremos a quitárnosla al podólogo.

Si estamos cansados y el cuerpo nos pide descanso, pues tomamos excitantes para disimular el cansancio. Pero una siesta o dormir, no, claro.

¿Qué tenemos un dolor muscular?, pues usamos alguna droga para mitigar el dolor, y así seguir usando nuestro músculo como si no pasase nada. Igual forzamos el músculo, pero como ya no duele…

Por aquí lo habitual es parir en horizontal y en Brasil es más barato tener [email protected] por cesárea. Eso del parto natural, es un engorro… A los médicos que lo recomiendan tendríamos que obligarlos a defecar en horizontal o por cesárea, a ver si entran en razón.
 
En Corea del Sur, muchísima gente se opera los ojos para parecer occidental (se supone que somos más guapos/as). Con los años, tienen que retocarse de nuevo, porque los ojos tienden a volverse de nuevo rasgados.

Como siempre digo, somos una generación de sordos, y es que en mi opinión, nuestros oídos no están diseñados para tanto ruido. Yo lo primero que hago cuando entro a un concierto o a un pub/discoteca es colocarme unos tapones improvisados de papel. Escuchas la música, te comunicas sin problemas y te ahorras el zumbido en los oídos después. A mis amigos les hace gracia, pero mis oídos lo agradecen.

Si tenemos problemas de erección, pues químico al canto. No solo es útil para gente mayor, si no también para jovencitos alcoholizados/drogados que no dan la talla.

Y ya el colmo, los testículos, sí, esos órganos perfectamente diseñados para mantener una temperatura óptima a veces alejados del cuerpo … pues nosotros venga, a marcar paquete y a fastidiar el invento.

Y la cosa no queda ahí, está claro que nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos, pues muchos de [email protected] nos queremos saltar el penúltimo paso no se muy bien porqué (una amiga decía que quería "disfrutar la vida"), y con ello nos saltamos una de las mayores fuentes de felicidad. Sí, nuestra psicología también es fruto de una evolución, nos guste o no.

Eso sí todo en aras del progreso, del culto al cuerpo, del mercado, de la modernidad…amen. Todo muy racional…

Como siempre, hay que cuestionar un poco lo que hacemos, lo que consumimos y no simplemente dejarnos llevar por lo que hace la masa o lo que nos mandan.

Ah, muy recomendable el libro de Eneko Lanuza "Cuidate Compa".

En fin, me voy al sobre, que es lo que me pide el cuerpo.


Según el DRAE:

natural.

(Del lat. naturālis).

1. adj. Perteneciente o relativo a la naturaleza o conforme a la cualidad o propiedad de las cosas.
(…)
5. adj. Dicho de una cosa: Que imita a la naturaleza con propiedad.

PD: Sí, ya se, no por ser natural, tiene que ser bueno para [email protected] La cicuta es algo muy natural …

Siguiendo la línea de otros textos anteriores catastrofistas/realistas de este blog sobre el futuro que nos espera, y sobre el desquiciado estado anímico de los blanquitos mimados del norte, es decir, [email protected], aquí van unas cuantas citas rotundas del documental The End of Suburbia: Oil Depletion and the Collapse of The American Dream (El fin de las afueras: El agotamiento del petróleo y el fin del sueño americano). Por falta de tiempo no voy a añadir a las citas, quién dice qué dentro del documental (por el momento).

Creo que no hace falta tener una bola de cristal para ver lo que se avecina. Las cuentas (si a eso quieren limitarlo todo) a nivel medioambiental evidentemente no salen, lo queramos ver o no, y la cosa por un motivo u otro se va a poner más que divertida.

Como decía Bertolt Brecht: «La crisis se produce cuando lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer» y como decía Francis Bacon «A la naturaleza se la domina obedeciéndola».

Vamos a tener que sacar lo mejor de [email protected], mientras que [email protected] van a sacar justo lo contrario. La colaboración local apoyada en lo global (Internet, bienes comunes, proyectos colaborativos libres, etc, etc) jugarán un papel clave. Lo dicho, va a ser divertido.

Aquí van las citas del documental The End of Suburbia:

Después de medio siglo de desarrollo, más de la mitad de nuestra población está instalada en las afueras.

(…)

America, durante la postguerra, invirtió toda su energía en construir una forma de vida que no tiene ningún futuro. La causa básica de que esto sea así es el fin de la energía abundante y barata.

El petróleo barato es el responsable de la fiesta que hemos vivido y disfrutado durante los últimos 150 años. Y esa fiesta está llegando a su fin.

Durante el transcurso de nuestras vidas vamos a ser testigos del fin de la era del petróleo.

Y el resultado de ello será el fin del estilo de vida norteamericano.

(…)

Tenemos que aumentar la generación eléctrica o nuestra economía no crecerá.

Supongo que ningún economista serio puede argumentar que nuestra economía puede crecer un 2 o 3% anual manteniendo estable el consumo de electricidad. El crecimiento económico es posible gracias al aumento del consumo eléctrico. La electricidad nos la proporciona la energía de los hidrocarburos.

Mathew Simmons hizo una declaración clarísima: El crecimiento futuro no es posible.

(…)

Los baratos, abundantes y fiables combustibles fósiles han hecho posible la vida que llevamos. Todo, desde nuestros trenes y autobuses, coches y camiones, calor en invierno y frío en verano, todo depende de la energía barata y fiable de los combustibles fósiles.

(…)

En algún momento nos daremos cuenta de que esta forma de vida tan normal está llegando a su fin.

(…)

Si es concebible que nuestra administración nos esté llevando directamente a una crisis energética. Si es posible que nuestros políticos y especialistas estén cometiendo semejante error histórico, ¿Qué otros errores deben haber cometido? ¿Qué nos están ocultando sobre el futuro del petróleo?.

(…)

Cuando la gente piensa en el petróleo, solo piensan en cuanto tardará en agotarse. Y esa no es la pregunta que hay que hacerse. Porque el petróleo que hay bajo tierra no es como el petróleo o la gasolina que llena los depósitos de nuestros coches.
Cuando se te acaba la gasolina del coche, sabes que tienes un problema. Pero eso no ocurre hasta que se agotan las últimas gotas. Sin embargo, con el petróleo del subsuelo, la situación es muy diferente.

(…)

Cuando llegas más o menos a la mitad, el ritmo al que puedes extraer el recurso llega al máximo a partir del cual, da igual cuanto esfuerzo pongas en ello, no puedes continuar extrayendo el recurso al mismo ritmo. El ritmo de extracción llega a un máximo y empieza a caer. Ahora mismo estamos más o menos a la mitad. Estamos en ese máximo, estamos en el punto en el que el mundo está produciendo la mayor cantidad de petróleo que vaya a producir jamás.

(…)

Coincido con muchos de los ponentes que se han escuchado aquí en que ya estamos en el cenit.

(…)

Pienso que será entre 2005 y 2007. Eso es lo que muestran mis modelos.
Y siempre nos entraba el miedo. ¿Cómo será vivir después del cenit de Hubbert con el petróleo mundial en descenso?. Yo
tengo esta lista de cosas:
* 7 trillones de dólares de pérdidas para el mercado norteamericano,
* 2 millones de puestos de trabajo perdidos en los EEUU,
* se acabó el superávit federal,
* se acabó el superávit estatal,
* la clase media desaparece.

(…)

El problema del incremento de los precios del petróleo derivado de su progresivo agotamiento es la manera en que afectará a los ciudadanos normales.

(…)

Rotundamente, no hay soluciones rápidas. Cero.

(…)

La llamada "revolución verde", que se llevó a cabo durante los años 40 y 50, permitió una increíble explosión en la cantidad de comida producida en nuestros cultivos.

(…)

La degradación del suelo ha provocado que la mayoría de nuestras tierras de cultivo no sean más que una esponja en la que se echan productos químicos derivados del petróleo para hacer crecer la comida. No sólo los fertilizantes están hechos a partir de Gas natural, todos los pesticidas comerciales están hechos a base de petróleo.

Sin mencionar la energía que hace falta para plantar, recolectar, bombear el agua de riego, procesar y empaquetar la comida, transportarla, etc. Realmente, va a haber un final para todo eso, y cuando eso ocurra vamos a tener verdaderos problemas. Ya sabe, no va a ser sólo un problema de no poder ir en coche hasta el centro comercial, va a ser un problema de no saber si vamos a ser capaces de alimentar a nuestros hijos.

Creo que mucha gente va a tener que dedicarse a producir comida en lugares que jamás se hubiera imaginado.

En los próximos años, la agricultura se va a ver obligada a emplear más mano de obra, por lo que mucha más gente tendrá que trabajar en ella.

(…)

Lo que esto implica es que se acabaron las relaciones económicas tal y como solíamos tenerlas. Los Wal-Marts de Norteamérica han sido muy eficientes y efectivos destruyendo cualquier atisbo de red local o regional de interdependencia económica o comercial. Y esas redes se van a tener que rehacer. Vamos a tener que aprender otra vez como vender al por menor a nivel local. Y no estamos preparados para eso. Es un proyecto de una magnitud impresionante.

(…)

Las consecuencias del cenit mundial del petróleo para una familia media no aparecerán inmediatamente. Porque el precio de la energía y la economía están muy intervenidos. Probablemente habrá una recesión económica. Tras esto, los hechos nos irían llevando hacia un decrecimiento de la actividad económica debido a que habría menos energía disponible para alimentarla. La gente empezaría a preguntarse por qué vamos de recesión en recesión y por qué cada recesión parece ser peor que la anterior. Cada vez se tardará más en salir de ellas hasta el momento en que ya no salgamos más. Al final, llegaremos a un punto, en unos cuantos años, en el que la recesión se convertirá en un depresión económica. Y en este caso, ya no habrá un final.

(…)

Veremos como se le echa la culpa a cualquiera. La reacción instintiva más natural e inmediata será que se sientan engañados por alguien, que se sientan timados por las compañías petroleras, que perciban algún tipo de conspiración por la que hay que culpar a alguien. Y cuando la gente siente que les han fallado, que han conspirado contra ellos, a menudo reaccionan de manera impulsiva por lo que podríamos ser testigos de escenas violentas

(…)

Mi opinión es que, aquí en Norteamérica, veremos como se intentan mantener los derechos de esta forma de vida aunque el mundo ya haya dejado claro que no se puede continuar viviendo de esta manera. El agotamiento del petróleo y el incremento de su precio tendrán un devastador efecto en esas comunidades, que se traducirá en una agitación política porque la población que vive en las afueras tiene un gran peso en las elecciones. Esto creará una tremenda presión en los políticos para resolver el problema de alguna manera, consiguiendo más petróleo de donde sea. No creo que ésta sea la solución, pero creará un enorme stress en el sistema político. Creo que los americanos elegirán a maníacos que prometan que podrán seguir manteniendo sus mansiones, sus casas, sus desplazamientos al trabajo, su vida en las afueras y sus grandes centros comerciales, sin importar lo que vayan marcando los acontecimientos históricos. Todo eso producirá muchas fricciones políticas, probablemente mucha violencia, probablemente una amenaza a nuestras instituciones democráticas que pondrá en cuestión si podemos o no continuar con este proyecto de civilización en el contexto de una república democrática.

(…)

Yo uso la frase "estamos bien jodidos" para describir hacia donde nos están mandando de cabeza. Pienso que la situación de las afueras es bastante desesperada. Pienso que se va a formar un gran lío, pienso que se va a producir una gran tormenta política, económica y social, y no estamos preparados para ello. Y uso ese término porque impresiona a la gente, y lo uso porque hasta que no se impresiona la conciencia de la gente, no empiezan a prepararse para los verdaderos problemas. Pienso que hay mucha resistencia natural a nivel político para comunicar algo a los consumidores y votantes sobre la necesidad de cambiar el modo de vivir.

(…)

¿Dónde están los medios de comunicación en todo esto? ¿Por qué no se da ninguna pista, se educa o se informa al público americano? Bien, esto es realmente un misterio asombroso e incomprensible.

(…)

La idea es que todo va bien y que todo el mundo está de acuerdo en que todo va bien. La crisis petrolera global que viene es una muy, muy mala noticia. Aún así, el hecho del agotamiento del petróleo ha sido, evidentemente,
evitado en los medios de comunicación.

(…)

El 60% del petróleo recuperable del planeta se encuentra en el golfo Pérsico. Y entonces llegó la doctrina de Carter en 1979 que dice que el petróleo de Oriente Medio tiene mucha importancia estratégica para los EEUU y que usaremos nuestro potencial militar para defender nuestro acceso a él. El mundo está en un momento en el que ya no se está luchando por las mayores reservas de petróleo, se está luchando por
las migajas.

(…)

Hemos sido avisados, por nuestro presidente y vice-presidente, de que estaremos en guerra el resto de nuestra vidas. EEUU no estaría en Irak, si no tuviera petróleo. El único interés de los EEUU en Oriente Próximo es su petróleo. Desde un punto de vista militar, estamos presenciando una guerra secuencial para controlar las últimas reservas de petróleo del planeta. Esa es la guerra que no acabará mientras vivamos.

(…)

Los EEUU deben eliminar de la escena mundial a cualquier posible competidor por el control de los recursos. Afganistán e Irak son los dos contratos de apertura de lo que está obligado a ser una larga serie de guerras y una competición internacional por el petróleo que resta en el mundo. Y más del 60 % de ese petróleo está localizado en sitios donde a la gente no les gustamos demasiado.

(…)

La ironía fue el carácter distintivo de finales del siglo XX. Pero conforme entramos en el siglo XXI, nos vamos a ir dando cuenta de que la ironía es un lujo que no podemos permitirnos más. Este asunto no es nada divertido, y nuestras vidas van a depender de si conseguimos un ambiente en el que valga la pena vivir, y que pueda sostener nuestro proyecto de civilización. No vamos a ser capaces de recostarnos y reírnos más, y disfrutar irónicamente de todo esto. Esa parte de nuestra historia se acabó. Es hora de ponerse serio. Y ahora, puede seguir consumiendo con la misma felicidad con la que lo hacen los jóvenes adultos de hoy en día.

Más sobre el pico de Hubbert, como no, en la wikipedia.

Conformismos

Yo veo la metáfora de los primeros intentos del hombre por volar. El hombre que se tiraba desde un acantilado muy alto con su aeroplano batiendo las alas. Al pobre loco que le daba el viento en la cara, se creía que estaba volando pero en realidad iba en caída libre, solo que no lo sabía porque el suelo estaba muy lejos. Pero por supuesto estaba condenado a estrellarse.

Así es como veo yo a nuestra civilización: el gran acantilado representa los recursos prácticamente ilimitados que parece que tenemos cuando comenzamos este viaje.

El aparato no vuela, porque no está construido conforme a las leyes de la aerodinámica y está sujeto a la ley de gravedad.

Nuestra civilización no vuela porque no está construida conforme a unas leyes de la aerodinámica que permitan volar a las civilizaciones.

Y por supuesto, el suelo está muy lejos, pero hay quienes ya han visto que nos estamos acercando al suelo, antes que el resto de nosotros.

La Tierra todavía está lejos, pero algunos la vieron acercarse antes que otros.

Los visionarios lo han visto y nos han dicho que estamos acercándonos.

No hay ni una sola revista científica especializada que se haya publicado en los últimos veinticinco años que contradiga este escenario.

Todos los sistemas vivos de la Tierra están en decadencia. Todos los sistemas que mantienen la vida en la Tierra están en decadencia, y estas dos cosas componen la biosfera, la cual mantiene y alimenta toda la vida, no sólo la nuestra, sino quizá a unos treinta millones de especies más que comparten el planeta con nosotros.

La típica compañía del siglo XX, extractora, despilfarradora, abusiva, lineal en todos sus procesos, que toma de la Tierra, crea residuos, y envía sus productos a la biosfera amontonando basura.

Me sorprendió mucho saber cuanto tiene que producir la Tierra a través de nuestro proceso de extracción para generar un dolar de ingresos para nuestra compañía. Cuando lo supe me quedé pasmado.

Estamos dejando una herencia terrible de veneno y destrucción del medioambiente para los nietos de nuestros nietos, generaciones que aún no han nacido.

Algunas personas llaman a esto tiranía intergeneracional; una forma de impuestos sin contrapartida que impondremos a las generaciones venideras.

Es una gran equivocación.

(…)

Un día, al principio de este viaje, de repente me dí cuenta que la forma en la que había dirigido "Interface" era la de un saqueador, saqueando cosas que no me pertenecían, cosas que pertenecían a todas las criaturas de la Tierra. Y entonces me dije: "Dios mío, debe llegar el día en que esto sea ilegal y no permitan más saqueos. Debe llegar". Y me dije: "Dios mio, algún día, la gente como yo terminará en la cárcel."

Diálogo de Ray Anderson, Presidente de Interface Inc., en el documental The Corporation. Instituciones o Psicópatas – La.Patología del Comercio (2003) de Jennifer Abbott y Mark Achbar.

A veces uso la metáfora de que somos, la humanidad, como una manada que camina inconscientemente hacia un precipicio. Los que se dan cuenta y se dan la vuelta se llevan unos cuantos empujones y pisotones. Pero es que tenemos un marcado comportamiento psicológico de manada que usamos para reafirmar nuestras acciones. Si lo dice/hace la manada, será que es lo correcto, sin pensarlo mucho más. Es como los refranes, como dice mi amigo Dani, que por que riman, parece que son más verdad.

Y me encanta esta metáfora de la "Tercera Ola":

Pese a lo que prediquen los partidos y candidatos de hoy, la lucha entre ellos apenas si es más que una disputa sobre quién obtendrá mayores beneficios de lo que queda del declinante sistema industrial. Dicho de otra manera: se hallan empeñados en una pugna por ocupar las proverbiales sillas de cubierta en un Titanic que se hunde.
Como veremos, la cuestión política fundamental no es quién controla los últimos días de la sociedad industrial, sino quién configura la nueva civilización que está surgiendo rápidamente para reemplazarla. Mientras escaramuzas políticas de cierto alcance agotan nuestra energía y nuestra atención, una batalla mucho más profunda se desarrolla ya bajo la superficie. Aun lado están los partidarios del pasado industrial; al otro, millones de personas -cuyo número no cesa de aumentar-, que comprenden que los más urgentes problemas del mundo -alimentación, energía, control de armamentos, población, pobreza, recursos, ecología, clima, los problemas de los ancianos, el derrumbamiento de la comunidad urbana, la necesidad de un trabajo productivo y remunerador- no pueden resolverse ya dentro de la estructura del orden industrial.
Este conflicto es la «superlucha» por el mañana.
(…)
Una vez comprendemos que se está librando una encarnizada lucha entre quienes tratan de preservar el industrialismo y quienes tratan de sustituirlo, nos encontramos en posesión de una nueva y eficaz clave para comprender el mundo. Más aún -ya estemos fijando la política a seguir por una nación, la estrategia a desarrollar por una corporación o los objetivos de nuestra propia vida personal-, nos hallamos en posesión de un nuevo instrumento para cambiar el mundo.
Sin embargo, para utilizar este instrumento debemos poder distinguir con claridad los cambios que prolongan la vieja civilización industrial de aquellos otros que facilitan la llegada de la nueva. En resumen debemos comprender tanto lo viejo como lo nuevo, el sistema industrial de la segunda ola en el que tantos de nosotros hemos nacido y la civilización de la tercera ola, en la que viviremos nosotros y nuestros hijos.

La Tercera Ola.(c) 1980, Alvin Toffler. Plaza & Janes, Barcelona 1993.

Tenía ganas de meter esta cita o algo similar, para dar un toque de optimismo al futuro.

Por cierto, el último párrafo de Toffler me recuerda en cierta forma a la opinión de mi amigo Paco, cuando hablamos de esto. Y en conjunto, la cita de La Tercera Ola, dice muchísimo sobre mi actitud personal estos últimos diez años.

This work by vjrj is licensed under a Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 Spain.