Archives for posts with tag: Cultura

y de postre una cita:

O eres parte del problema o eres parte de la solución o simplemente parte del paisaje.

Robert De Niro como Sam en Ronin (1998)

Logo de PlantaréComo comentaba hace unos días cuando hablaba de troco, desde el Semillero del BAH estamos desarrollando una iniciativa para fomentar el intercambio descentralizado de semillas llamada Plantaré. La iniciativa está mucho más madura (con su manual, textos más finos, web multilenguaje, etcétera) como se puede ver en el enlace anterior. Ah, traducciones bienvenidas…

El Plataré digamos que facilita que alguien que tenga semillas, las pueda compartir para que se resiembren, se devuelvan en una cantidad similar y se sigan intercambiando.

Los objetivos del Plantaré son variados:

  • Fomentar, visualizar y formalizar el intercambio descentralizado  y autónomo de semillas entre cualquier persona o colectivo. El Plantaré es como un pagaré que simplemente formaliza el intercambio.
  • Mover nuestros bancos de semillas (necesario ya que las semillas paulatinamente pierden su capacidad de germinación)
  • Crear pautas para que otras personas/colectivos compartan de una forma sencilla, de forma que [email protected] obtengamos más semillas
  • Poder compartir con personas no conocidas o cercanas (en nuestro caso recibíamos peticiones de semillas y muchas veces no sabíamos como tratarlas y a la vez dinamizar y no esquilmar nuestro banco)
  • Poder realizar acuerdos más ricos (intercambiar por otras semillas o por tiempo de trabajo compartido…etcétera)
  • Expandir la biodiversidad

Desde mi punto de vista, aun siendo una iniciativa todavía experimental, quizá sea un buen punto de partida, o incluso motive a que otras personas la mejoren y finalmente demos con iniciativas ciudadanas que «planten» con más contundencia cara a cosas como esta (de Rockefeller+Gates Foundation, Monsanto, y toda la banda), o a las semillas comerciales híbridas (que no pueden volver a resembrarse), etcétera. etcétera. Si nos ponemos ambiciosos, pues no nos vamos a quedar cortos…

Que significativo que Bill Gates ande también metido en el tema de las semillas y de esa forma…

El Plantaré está muy influenciado por:

  • el P2P, su arquitectura y forma de compartir (siempre que descargas a la vez estas compartiendo), aunque trasladado a un tipo de bienes comunes materiales como son las semillas
  • el Copyleft ya que animamos a compartir por igual (ver el Manual de Uso). Digo «animamos», ya que la reproducción de semillas requiere que se le dedique un esfuerzo
  • y el sistema WAT japonés de trueque.

Ejemplo de uso de Plantaré
Más allá de la gente especializada que produce e intercambia semilla, personalmente me interesa que se creen pautas (léase si me apuráis HOWTOs) para que cualquier persona pueda obtener, reproducir y seguir compartiendo semillas. Y en definitiva que si quieres, no te limites a ser un mero consumidor de semillas, si no que puedas convertirte también en productor y por tanto prosumidor, aunque sea a pequeña escala. Todo ello de una forma autónoma y descentralizada.

Lo estamos presentando en un Encuentro de Intercambio de Semillas de la Zona Centro y seguro que lo mejoramos con los comentarios y la dinámica de intercambio que vamos a hacer.

De cualquier forma, comentarios bienvenidos…

Actualización: Nueva versión del Plantaré con los comentarios recibidos. Ahora es más autoexplicativo y debe resultar más sencillo de rellenar.

autobombo

El hombre de nuestros días vive tratando de causar buena impresión. Su principal desvelo es la aprobación ajena. Para lograrla existen diferentes métodos y estrategias.

Algunos ejercen la inteligencia, otros se deciden por la tenacidad o la belleza, otros cultivan la santidad o el coraje.
Sin embargo, por ser todas estas virtudes muy difíciles de cumplir, ciertos pícaros se limitan a fingirlas.

Alejandro Dolina, «Crónicas Del Ángel Gris».

Estoy enganchado a las charlas TED desde hace tiempo. Ir "a hombros de gigantes" durante unos minutos libres del día no tiene precio.

Esta es la última conferencia que he visto hoy por recomendación de Samer (mil gracias), la charla de Chris Jordan sobre sus obras artísticas de visualización de estadísticas con las que podemos tomar consciencia de las consecuencias globales de nuestros actos (muchas veces inconscientes).

A la vez Chris Jordan lo deja bastante clarito:

Mi trabajo es acerca de la comportamientos que adoptamos inconscientemente, de manera colectiva. Me refiero con esto, a los comportamientos que negamos, y a los que operan por debajo de la superficie de nuestra conciencia diaria. Como individuos, hacemos este tipo de cosas, todos los días.

(…)

Y cuando hacemos este tipo de cosas, cuando 300 millones de personas tienen comportamientos inconscientes, es cuando puede llevar a consecuencias catastróficas que nadie desea, y ninguno esperaba. Y es esto lo que analizo en mi trabajo fotográfico.

(…)

Ahora, quiero insistir en que estos son solo ejemplos. No muestro todo esto como los peores problemas, son solo ejemplos. Y la razón por la que hago esto, es por tengo el temor de que no estamos sintiendo lo suficiente como una cultura, Hay una especie de anestesia en EE.UU. en este momento. Hemos perdido nuestro sentido de indignación, nuestra rabia y nuestro dolor y lo que está pasando en nuestra cultura actualmente, lo que está pasando en nuestro país, las atrocidades que se cometen en nuestro nombre alrededor del mundo. Se han perdido; estos sentimientos se han perdido. Nuestra dicha cultural, nuestra dicha nacional se ha perdido. Y una de las causas de esto, yo creo, es que cada uno intenta construir esta nueva visión del mundo, esta completa, visión óptica del mundo, esta imagen holográfica que todos tratamos de crear en nuestra mente de la interconexión de las cosas: los efectos medioambientales están 1000 millas alejados de las cosas que compramos; las consecuencias sociales están a 10000 millas de las desiciones que tomamos a diario como consumidores.

(…)

Porque creo que si nosotros sentimos estos problemas, si podemos sentirlos más profundamente, entonces nos importarán más de lo que lo hacen hoy. Y si podemos lograr eso, entonces cada uno encontrará dentro de sí lo que es necesario para enfrentar la gran pregunta, que es: ¿Cómo cambiar? Esto, para mi, es lo gran pregunta que hoy enfrentamos como personas: ¿Cómo cambiamos? Cómo cambiamos como cultura, y como hacemos para que cada uno tome responsabilidad por la parte de la solución que tenemos a cargo, y ¿este es nuestro propio comportamiento?

Voz de Fernando (O.S.): Lili dijo que uno sabe pero se olvida de que sabe. Esa es la manera de convivir con la lucidez.

Pero la cosa se complica cuando uno no se puede olvidar.

El despertar de la lucidez puede no suceder nunca, pero cuando llega, si llega, no hay modo de evitarlo. Y cuando llega, se queda para siempre.

Cuando se percibe el absurdo, el sinsentido de la vida, se percibe también que no hay metas y que no hay progreso. Se entiende aunque no se lo quiere aceptar, que la vida nace con la muerte adosada, que la vida y la muerte no son consecutivas, sino simultáneas en inseparables.

Si uno puede conservar la cordura y cumplir con normas y rutinas en las que no cree, es porque la lucidez nos hace ver que la vida es tan banal que no se puede vivir como una tragedia.

Guión de Lugares Comunes (c) Adolfo Aristarain y Kathy Saavedra, basado en la novela El renacimiento de Lorenzo F. Aristarain
(c) 2004 Ocho y Medio, Libros de Cine

Nota: Esta cita esta transcrita del DVD y no copiada directamente del guión (lo regalé) por lo que puede no ser del todo exacta.

Con retraso, publico la presentación Extrapolando la filosofía del Software Libre a otras áreas que di en abril en la Universidad Europea con motivo de las Jornadas de Conocimiento Libre 2008 organizadas por el GLUEM .

Es un ampliación de esta otra (mil gracias Javier), y en la que hablo de nuestro trabajo en ourproject.org, también de kune, y un poco del contexto en el que nos vamos a mover y donde en mi opinión, encajan este tipo de iniciativas.

Algún recorte:

Está bien tener un bonito blog, montar unos cuantos espacios web de uso propio, para amigos o para colectivos cercanos. Pero un gran objetivo que deberíamos tener como hackers, como arquitectos de la información que somos, sería montar grandes espacios libres y totalmente habitables por cualquier persona.

Ahora nos toca construir servicios web libres para seres humanos.

¿De que vale tener un escritorio libre cuando todo tu trabajo en la red lo haces usando servicios privativos, centralizados y monopolizados?

Me aventuré a comentar mi opinión sobre como, en la situación de crisis que se avecinaba (que llevo comentando por cierto desde hace unos años), podrán ayudar iniciativas como las nuestras o parecidas en particular, y de nuestro movimiento de la cultura libre / copyleft, etc en general:

Inercia

Un problema grave va a ser la inercia que tenemos. En palabras de Jorge Riechmann «No se trata sólo de que nuestro parabrisas esté empañado –recibimos información confusa y tardía—sino de que además la carretera está helada –tardamos mucho en parar–»

Los gobiernos y las multinacionales van a seguir con esta inercia tremenda antes de tomar una dirección más acertada.

Mientras…

… las ciudadanas de a pie vamos a tener que sacarnos las castañas del fuego. Un ejemplo ya se pudo vivir en Argentina durante el 2001.

En este escenario es donde creo que la colaboración entre nosotros/as va a ser crucial. Surgirá de la pura necesidad, de nuestros propios problemas (como con el Software Libre).

Búsqueda conjunta de alternativas

Vamos a tener que construir alternativas conjuntamente.

Mismos problemas se repetirán aquí y allá, y será práctica común (de hecho ya comienza a serlo) una búsqueda conjunta de soluciones y
una compartición de estas, en todos los ámbitos.

Motor de cambio

Por eso creo que Internet y la filosofía del Software Libre, el copyleft y los Bienes Comunes, van a ser las herramientas básicas de construcción de alternativas.

La máquina de vapor de nuestra era.

E inercia es la palabra que me retumba continuamente cuando veo actitudes de gobiernos, colectivos, [email protected] e incluso la mía propia en más situaciones de las que me gustaría. Inercia de mantener con nuestras costumbres y aptitudes un modelo insostenible, inhumano y sin futuro.

Mil gracias Raúl por la invitación y a Javier/Samer/Vlad por los comentarios que ayudaron a mejorarla.

Hablando de crisis, de colapso económico, de insostenibilidad, de los tiempos que se avecinan, del cambio de era en el que estamos (si no sabes de que hablo repasa otras entradas de años pasados en este mismo blog), etc, etc, me gusta últimamente hacer esta pregunta:

«Supongamos a España, Francia, Cuba, Brasil, EEUU y Argentina en la misma situación de tremenda crisis, ¿en que país tú piensas que la gente de a pie reaccionaría peor y mejor?»

Claro, lo de "mejor" es muy matizable, pero bueno, para mi reaccionar "mejor" sería (por acotar un poco) hacer un análisis sensato, justo y completo (global) de la situación, y actuar en consecuencia.

(Modo sarcástico ON)
¿Como reaccionará nuestra querida Espaaaañaaa y sus gentes después de estas "maravillosas" décadas pasadas de reflexión, ilustración, bonanza, progreso e indiscutible esplendor?
(Modo sarcástico OFF)

Por favor, ordena los citados países de peor a mejor y deja tu opinión en un comentario si te apetece. ¡Ah!, mi opinión es esta.

PD1: Si te apetece mete a otros países también e intenta hacer esa misma comparativa…
PD2: Es curioso, hasta ahora todos mis [email protected] [email protected] opinaban igual que yo…
PD3: Como dice una amiga brasileña, por supuesto Brasil montaría toda una samba pese a todo 🙂 …
PD4: Miedo, miedooo…

jing jangEstaba mirando unos bastoncillos para la limpieza de oídos cuando me han entrado ganas de escribir este artículo de una vez. Va sobre nuestra naturaleza humana, y un poco sobre autogestión de la salud.

Explico lo de los bastoncillos. Recuerdo algo que me sucedió en el patio del colegio cuando tenía diez o once años, cuando algo parecido a una abeja, no tuvo mejor idea que meterse en mi oído izquierdo. Tras unos minutos de disimulado pánico por mi parte, y de agonía por parte del insecto, este quedó inmovilizado en mi oído.

Cuando al rato conseguí sacarlo sin mayores consecuencias, no daba crédito a su tamaño y aspecto, a lo que me había pasado, y a lo que me había impedido que la cosa fuera a más, el cerumen.

Desde entonces, "limpio" mis oídos con moderación. Me acuerdo que una amiga se reía de mi campaña "pro-cerumen" (quizás como tú que me lees) hasta que le paso algo parecido en un viaje juntos. Sufrir puede llegar a ser bastante pedagógico.

Y es que nuestro cuerpo, muchas veces en contra de lo que pensemos [email protected], es sabio, ya que es que es fruto de una larga evolución de unos milloncitos de años.

Pero lo olvidamos casi siempre, y nos dejamos llevar por modas, por credos, por supersticiones, por nuestra cultura, y por otras gilipolleces varias.

Y así nuestra vida esta llena de sinsentidos y de represiones de nuestras conductas naturales. Vamos con unos ejemplos:

Sudar es un horror, una vergüenza, lo bueno es oler a químicos o a algo que parezca flores. Usamos desodorantes de dudosas repercusiones para nuestra salud. Y parece que es el olor corporal el que nos hace elegir la pareja con un sistema inmunológico más diferente al nuestro (lo que hace a nuestros descendientes más resistentes).

Pero sigamos…

No podemos bostezar o esperazarnos, que es de mal gusto.

No podemos eructar o peernos, que también está mal visto (en occidente). Por más que nos lo pida nuestro cuerpo, nos aguantamos. Nuestros aires internos se deben desintegrar mágicamente.

Otro ejemplo que me encanta es la gente que estornuda taponando todos sus orificios, e intentando no hacer ruido. Un día se les va a salir un ojo, se les va a levantar la tapa de los sesos, o yo que se.

Como decía, tenemos que tener nuestros oídos y nuestras fosas nasales "limpias", sin pelos, y sin substancias segregadas por nuestro cuerpo. Aunque nuestra nariz sea un filtro y acondicionador del aire que respiramos. Aunque nuestro oído se limpie y proteja con el cerumen.

Alucino cuando veo a personas con esas gafas de sol ridículas, de tamaño y patillas extravagantes. Recuerdo hace poco estar una terraza y que casi la mayoría de las mujeres las llevaban, y que casualidad, ningún hombre. Ah, estábamos a la sombra. Uy sí, la luz, que horrrorr… Tengo unas para la nieve.

Nuestra piel, perfectamente acostumbrada a defenderse de agresiones externas, tiene un nuevo enemigo, el gel, la esponja y otros abrasivos varios de uso continuado. Y claro, las alergias se convierten en algo normal.

Este ejemplo me gusta especialmente: Nuestros pies, los aislamos del suelo con "aislantes de goma" (algo único sin precedente en nuestra historia evolutiva), y nos pasamos el día recibiendo y almacenando cargas eléctricas (artificiales o naturales). Cuando nuestra cabeza dice que no puede más, pues lo de siempre, pastilla al canto. Pero andar descalzo por supuesto no! Personalmente, ando todo lo que puedo descalzo, y cuando me calzo, pues es como cuando me pongo guantes en las manos, me canso y me agobio rápido.

Si nuestro cuerpo decide endurecerse en las manos o en los pies y nos sale una dureza, que horror, piedra pómez o corremos a quitárnosla al podólogo.

Si estamos cansados y el cuerpo nos pide descanso, pues tomamos excitantes para disimular el cansancio. Pero una siesta o dormir, no, claro.

¿Qué tenemos un dolor muscular?, pues usamos alguna droga para mitigar el dolor, y así seguir usando nuestro músculo como si no pasase nada. Igual forzamos el músculo, pero como ya no duele…

Por aquí lo habitual es parir en horizontal y en Brasil es más barato tener [email protected] por cesárea. Eso del parto natural, es un engorro… A los médicos que lo recomiendan tendríamos que obligarlos a defecar en horizontal o por cesárea, a ver si entran en razón.
 
En Corea del Sur, muchísima gente se opera los ojos para parecer occidental (se supone que somos más guapos/as). Con los años, tienen que retocarse de nuevo, porque los ojos tienden a volverse de nuevo rasgados.

Como siempre digo, somos una generación de sordos, y es que en mi opinión, nuestros oídos no están diseñados para tanto ruido. Yo lo primero que hago cuando entro a un concierto o a un pub/discoteca es colocarme unos tapones improvisados de papel. Escuchas la música, te comunicas sin problemas y te ahorras el zumbido en los oídos después. A mis amigos les hace gracia, pero mis oídos lo agradecen.

Si tenemos problemas de erección, pues químico al canto. No solo es útil para gente mayor, si no también para jovencitos alcoholizados/drogados que no dan la talla.

Y ya el colmo, los testículos, sí, esos órganos perfectamente diseñados para mantener una temperatura óptima a veces alejados del cuerpo … pues nosotros venga, a marcar paquete y a fastidiar el invento.

Y la cosa no queda ahí, está claro que nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos, pues muchos de [email protected] nos queremos saltar el penúltimo paso no se muy bien porqué (una amiga decía que quería "disfrutar la vida"), y con ello nos saltamos una de las mayores fuentes de felicidad. Sí, nuestra psicología también es fruto de una evolución, nos guste o no.

Eso sí todo en aras del progreso, del culto al cuerpo, del mercado, de la modernidad…amen. Todo muy racional…

Como siempre, hay que cuestionar un poco lo que hacemos, lo que consumimos y no simplemente dejarnos llevar por lo que hace la masa o lo que nos mandan.

Ah, muy recomendable el libro de Eneko Lanuza "Cuidate Compa".

En fin, me voy al sobre, que es lo que me pide el cuerpo.


Según el DRAE:

natural.

(Del lat. naturālis).

1. adj. Perteneciente o relativo a la naturaleza o conforme a la cualidad o propiedad de las cosas.
(…)
5. adj. Dicho de una cosa: Que imita a la naturaleza con propiedad.

PD: Sí, ya se, no por ser natural, tiene que ser bueno para [email protected] La cicuta es algo muy natural …

Hace varios años que estoy fascinado con el Taoísmo.

Como comencé a conocerlo por el Tao de la Sexualidad (y por analogía con el Tantra de la Sexualidad), voy a empezar escribiendo sobre este aspecto y finalmente lo desarrollaré un poco más en este mismo texto. Más adelante, según sigo aprendiendo, supongo que escribiré algo más.

Para mi el descubrimiento del Tao del Sexo fue un punto de inflexión entre un prepotente «a estas alturas lo sé casi todo del sexo» en el que me encontraba hace cinco o seis años, a pasar a un sorprendente «no se prácticamente nada y para empezar ni me conozco a mi mismo».

Recuerdo escuchar entrecortadamente una conversación en la que una persona mayor, en un restaurante vegetariano, intentaba explicar a una pareja joven lo fascinante que era para él, el Tao del Sexo, ante la pasividad y poco interés de la joven pareja. Muy gráfico y muy familiar.

Lo que realmente descubrí hace unos años es que saltando la barrera del convencionalismo sexual occidental (que por mucha imaginación que le eches y por muy habilidoso que seas, no va más allá del mete y saca, pin pon pan), descubres que tu cuerpo y tu mente pueden ir mucho más allá, y que de la película, te has enterado de la mitad.

Para mi todo esto resultó un hack (perdón por usar este término informático) mental de lo más interesante.

Como llevo tiempo hablando con amigos/as sobre el tema, y la conversaciones suelen ser parciales, voy a escribir algo aquí al respecto en base a mis experiencias y a mi aprendizaje actual.

Para ello voy a usar al principio dos símiles: la cocina y la música.

Cocina

Para mi la visión de la sexualidad Taoísta frente a la sexualidad común occidental, se puede comparar con la cocina: se le puede dedicar más o menos tiempo, puedes tener más o menos habilidades, puede ser más o menos saludable y puedes ser un buen cocinero o uno mediocre. Puedes comer para salir del paso o puedes recrearte cocinando durante horas y horas, y cuando esto sucede muchas veces lo de menos es comer, es más reconfortante todo el proceso.

En mi opinión la sexualidad común occidental es a la sexualidad oriental Taoísta, lo que la comida rápida a la buena cocina.

Quizá el punto más grotesco de la sexualidad occidental sea para mi el porno. Con contadas excepciones, es ese modelo de sexualidad cutre, machista, aburrido, previsible, vacío que nos meten en la cabeza como si fuera lo mejor del mundo, el pensamiento único, The American Way of Fuck. Pero no deja de ser comida basura, cultura basura, valores basura. Y es triste cuando te vas encontrando a personas decepcionadas, insatisfechas, en mi caso del sexo femenino, que piensan que el sexo es eso y nada más y se intentan ajustar a ese único papel con resignación y como buenamente pueden.

Siguiendo con el símil de la comida, para mi el sexo está siempre muy ligado al amor, al cariño, al afecto, aunque esto es algo bastante personal. Para mi tener sexo sin cariño, es como comer cuando estás resfriado, comer lo que se dice comer, comes, pero te pierdes mucho y nunca se saborea igual. Comes, y sales corriendo saciado. El Tao, desde mi punto de vista, potencia mucho el amor, el afecto, el cariño en cualquier relación. Igual que se afina el paladar.

Musica

Pero una vez que superas esa barrera de la que hablaba al principio, te das cuenta de todo lo que te queda por aprender. Creo que un buen símil para describirlo es comparar el aprendizaje del Tao de Sexo con el aprendizaje de la música.

Ninguna persona nace sabiendo tocar un instrumento, pero si tienes interés puedes desarrollar habilidades musicales de una forma fascinante. La mente, el cuerpo, son muy maleables y hacen con entrenamiento cosas fantásticas.

Cualquiera puede ponerse a cantar, pero para hacerlo de una forma profesional, hay que tomárselo en serio y realizar cierto aprendizaje. Con el sexo taoísta pasa lo mismo.

Cuando aprendes a tocar un instrumento como la guitarra, educas y fortaleces las manos, la mente, estudias y conoces el instrumento. Durante una primera etapa te dedicas a entrenar sistemáticamente tu cuerpo para que siga un método, una partitura, para que tu cuerpo y mente se adapten al instrumento, para conocerlo en profundidad. Pasada esta etapa, tocar es algo que se hace sin pensar (o mejor dicho usando el otro hemisferio de cerebro).

El Tao también requiere que te desarrolles mentalmente y físicamente. Hay un proceso de aprendizaje de tu cuerpo, de tus reacciones, de tus procesos mentales, realmente apasionante y que yo desconocía por completo.

Pero para empezar a tocar con un grupo, es mejor que practiques primero en solitario, y cuando tengas suficiente soltura y confianza empieces a tocar en grupo. También podéis aprender al mismo tiempo. Pero lo importante es que tienes que conocer bien a tus parejas, saber como tocan, sus ritmos, como acompañar, y como llegar a esa sincronización, en el que llega un momento que tocáis juntos con soltura. Para esto tiene que haber mucha comunicación.

Me sucede que cuando le hablo a una mujer sobre el Tao del Sexo, enseguida le resulta interesante, y quiere descubrirlo rápidamente. Pero no se aprende a tocar un instrumento en dos días. Dicen que se tarda bastantes años en aprender el Tao de la sexualidad en tu propio cuerpo y otros tantos en conocer a tu pareja, y visto lo visto estoy de acuerdo. Eso sí, lo que he sentido, lo que ha experimentado mi mente, el aprendizaje desde el principio, me está fascinando completamente.

Aprendizaje

Hacer este camino sin ningún apoyo, sin estudiar solfeo, me resulta complicado por no decir imposible. ¿Por qué tratar de descubrir solo lo que los orientales ya llevan desarrollando unos miles de años?. Evidentemente no hay que usar sus enseñanzas a pies juntillas, puedes y debes experimentar, pero creo que es una base imprescindible.

Dejando ya los símiles, añadir que tradicionalmente esta era una enseñanza que en China con toda naturalidad, pasaba generación a generación, bien documentada en los que en algún sitio llaman "libros de almohada", sin tabues, todo lo contrario a nuestra por siglos lastrada cultura occidental.

Afortunadamente, hay mucha lectura relacionada. Personalmente recomiendo los libros que tiene un pie en Occidente y otro en Oriente y nos hacen las explicaciones más cercanas, muchas veces regadas con referencias a modernos estudios de sexualidad que no hacen sino confirmar lo que en Oriente se sabe desde hace miles de años. También son recomendables los textos clásicos, si puede ser, comentados.

Ligado al Tao y al Tantra hay toda una capa "mística". Esto, como todo, es a gusto de cada persona, pero si sabes leer, hay otra capa de una "lógica" bastante aplastante. Para quien le interese esta faceta, le recomiendo El Tao de la Física de Fritjof Capra, y el delicioso y divertido Silencioso Tao, Reflexiones de un científico al otro lado del espejo del matemático lógico Raymond M. Smullyan.

Feminidad

Quizá lo que más me gustó del Tao de la sexualidad, es que es un planteamiento que subraya el papel de la mujer, la visión de esta, su fortaleza, sus valores, sus emociones, y el hombre está, en mi opinión, más al servicio, más en un segundo plano, controlando todo ese derroche de energía que le caracteriza para usarla con más sabiduría para encontrar una armonía con sus parejas. El agua, vence al fuego.

El culto de lo Femenino, es un subtítulo de un libro de Tantra que conocí por el programa Local de RNE3, y creo que resume de una forma hermosa este aspecto de la sexualidad en el Tao y del Tantra. Pero esto llega mucho más allá de la sexualidad:

«Finalmente, el Tantra ve en la represión de los valores femeninos, llevada a cabo por la civilización patriarcal, la causa oculta de la crisis del mundo moderno. Afirma que sólo el culto de lo Femenino y sus valores puede permitir ese auténtico cambio en la sociedad que el ser humano necesita para enfrentar los desafíos de nuestra época.»

Tantra, el culto de lo femenino. André Van Lysebeth

En la misma línea:

«Los taoístas propugnan una vida en completa armonía con las grandes pautas de la naturaleza, y veneran la feminidad precisamente porque las mujeres, por naturaleza, están mucho más cerca de las fuerzas primordiales del cosmos que los hombres.»

El Tao de la salud el Sexo y la Larga Vida, Daniel Reid

y en el prefacio de El Tao de la Física de Fritjof Capra (1975):

«Ahora veo ese interés como parte de una tendencia mucho más amplia, que trata de contrarrestar el profundo desequilibrio existente en nuestra cultura, en nuestros pensamientos y nuestros sentimientos, en nuestros valores y actitudes y en nuestras estructuras políticas y sociales. La terminología china del ying y el yang me pareció muy adecuada para describir este desequilibrio cultural. Nuestra cultura ha favorecido los valores y actitudes yang o masculinas y ha descuidado sus contrapartes ying o femeninas, que le son complementarias. Hemos favorecido la autoeliminación a costa de la integración, el análisis sobre la síntesis, el conocimiento racional sobre la sabiduría intuitiva, la ciencia sobre la religión, la competencia sobre la cooperación, la expansión sobre la conservación y así sucesivamente. Este desarrollo parcial ha alcanzado ya un punto alarmante, ha llegado a constituir una crisis que presenta dimensiones sociales, ecológicas, morales y espirituales.
No obstante, al mismo tiempo, estamos siendo testigos del inicio de un tremendo movimiento evolucionario, que parece ilustrar el antiguo refrán chino que dice: "Cuando el yang ha alcanzado su punto culminante, retrocede dejando paso al ying". Las décadas de los años 60 y 70 generaron toda una serie de movimientos sociales que parecían converger en una misma dirección. La creciente preocupación por la ecología, el intenso interés por el misticismo, el surgimiento de la conciencia feminista y el redescubrimiento de los enfoques holísticos sobre la salud y la curación, son todas manifestaciones de una misma tendencia evolucionaria.  Todas ellas vienen a contrarrestar el excesivo énfasis puesto en lo racional, en las actitudes y los valores masculinos y tratan de recuperar el equilibrio entre los aspectos masculino y femenino de la naturaleza humana. Así, la conciencia de la profunda armonía existente entre la visión del mundo de la física y la del misticismo oriental, aparece ahora como parte integral de una transformación cultural mucho más amplia, que nos lleva a una nueva visión de la realidad, visión que requerirá un cambio fundamental en nuestros pensamientos, en nuestras percepciones y nuestros valores.»

Para resumir y para aclarar un poco el tema de la dualidad Yin y Yang en este marco, digamos que la sexualidad occidental (y nuestra cultura) está tremendamente desequilibrada actualmente hacia el lado masculino, al contrario de la sexualidad taoísta. Y así nos va.

Pero insistiendo en el refrán chino: «Cuando el yang ha alcanzado su punto culminante, retrocede dejando paso al yin». O como decía Lao Tse en su Tao Te Ching:

Cuando las cosas alcanzan su extremo, comienzan a declinar.
Eso es oponerse al Tao.
Y lo que se opone al Tao camina rápidamente a su fin.

Y cada vez estamos más cerca de ese punto culminante o de ese declinar. Por mi parte sigo aprendiendo (sobre cocina, música, sexualidad, etc, etc).

Disfrutad …

Pasan los años, y parece que desde el Le Monde Diplomatique, salvo contadas y antiguas excepciones, y salvo las referencias al software que usan para gestionar sus contenidos, el Movimiento del Software Libre, del Copyleft, de la Cultura Libre y de los Bienes Comunes, parece que no tiene espacio en el diario.

Pero ya lo que me saca de quicio son sus "Todos los derechos reservados", sus avisos de "Propiedad Intelectual" y sus contenidos privados que no hace más que imposibilitar que nuestras ideas se difundan. De la versión española:

El usuario puede visualizar todos los elementos, imprimirlos, copiarlos y almacenarlos en el disco duro de su ordenador o en cualquier otro soporte físico siempre y cuando sea, única y exclusivamente, para su uso personal y privado, quedando, por tanto, terminantemente prohibida su utilización con fines comerciales, su distribución, así como su modificación, alteración o descompilación.

Al tratarse de trabajos de opinión principalmente, deberían adoptar una licencia que permita la distribución sin uso comercial y sin derivados, y que proteja su autoría, además de abrir todos los contenidos al mundo mundial. Las ideas encerradas en un cajón no tienen ninguna utilidad.

Están de espaldas a lo que para mi conforma desde hace tiempo la Vanguardia.

Decía Camus que "La capacidad de atención del hombre es limitada, debiendo ser constantemente espoleada por la provocación". A ver si con un título un tanto provocador, llega el mensaje.

Actualización: En el número de agosto-2006 de la edición española, Pedro Medina comenta el libro "Un Manifiesto Hacker" de McKenzie Wark usando el término (sic) «software gratuito», supongo que quiere decir software libre, en fin, poco a poco. Por otro lado, Manuel Castells tiene todo un artículo en el mismo número dedicado a "Los nuevos medios de comunicación" en el que hace referencia a los blogs, P2P, RSS, etc, etc.

Siempre había vivido en el mismo barrio, para mi era lo habitual ya que casi todas mis personas conocidas vivían allí, así que nuestro estilo de vida, nuestros comportamientos, y las reglas que nos regían, me parecían normales, y nunca se me había ocurrido pensar que existían otras alternativas.

Vivía en una casa en alquiler, que era lo más habitual. No conocía a nadie cercano que no viviese en alquiler. Periódicamente debías pagar por el sitio donde vivías el cual nunca llegaba a ser de tu propiedad.

Este régimen de alquiler, no se reducía a nuestra casa, muchas más cosas estaban sujetas a arrendamiento: la televisión, la radio, el equipo de música, la telefonía, incluso estábamos subscritos al Círculo de la Palabra [1] que nos permitía, por ejemplo, escribir y leer desde cartas de personas conocidas, documentos de trabajo, documentos oficiales de nuestro gobierno, hasta cualquier otra tipo de publicaciones. Si no estabas subscrito te era muy complicado acceder a esta información codificada bajo las reglas secretas del Circulo de la Palabra. Pero era lo habitual y la única alternativa visible, así que nadie la cuestionaba.

Alguna amiga me hablaba con entusiasmo de que en su barrio todo era diferente, y aunque no lo entendía muy bien y me sonaba muy lejano, me picaba la curiosidad. Además cada vez oía más noticias de personas conocidas que hacían otras actividades en aquel barrio o se iban mudando a él.

En mi barrio además campaba a sus anchas la Alianza por la Sostenibilidad de los Bienes (ASB), una agrupación empresarial que a la mínima se colaba (con o sin permiso judicial) en tu casa o en tu negocio, para ver si tus arrendamientos estaban al día, si pagabas rigurosamente por ver, leer, escribir, comunicarte, e incluso para investigar si habías prestado algún bien a alguien, por ejemplo, algún disco o libro [2].

Mi abuela y mi abuelo me contaban que antes esto, el préstamo de objetos sin mediación de dinero, era algo más habitual, incluso que había espacios públicos en los que se compartían y prestaban bienes gratuitamente [3].

Incluso ahora había todo tipo de cánones interpuestos por multinacionales sobre los medios que usábamos para compartir información como CDROMs, discos, memorias, etc. [4]. Pero ahora eso de compartir estaba mal visto o por lo menos yo solo conocía sitios para alquilar.

Pero había mucha gente que no les parecía lógico o no podían asumir los gastos y se saltaban las reglas a riesgo de ser criminalizadas. Por ejemplo, usaban decodificadores no autorizados para acceder a los contenidos del Circulo de la Palabra sin pagar el correspondiente arrendamiento. Era algo que se hacía a sabiendas de que se infringían las normas, pero era o eso o nada. También era una práctica habitual en países más pobres. ¿Cómo se puede concebir tener que pagar por leer o escribir en situaciones de carencia de otras necesidades más básicas?

Un día cansada por tanto hostigamiento, cansada de unos servicios caros y que encima no eran buenos (los monopolios son así), decidí mudarme al barrio de mi amiga después de probar unos días.

Como toda mudanza me ha costado. Estaba muy acostumbrada a mi antigua casa, a como la tenía organizada, a mis antiguos electrodomésticos y a mi antiguo barrio, donde ya conocía donde estaban todas las tiendas, todos los espacios. Pero los cambios son casi siempre un trastorno.

Quizá los primeros días en mi nuevo barrio fueron los más difíciles. Me costaba encontrar cosas tan básicas como la panadería, el quiosco, o el cine, pero según han pasado esos primeros días me he ido acomodando y acostumbrando. Mi amiga me orientó bastante los primeros días.

Mi barrio está en plena e interminable construcción, pero es cada vez más habitable. Cada vez, es más accesible, hay más rampas, menos socavones, y más señales que facilitan moverse y encontrar las cosas en el barrio. Años atrás debía de haber sido mucho más incómodo. Se percibe que el barrio se ha construido en base a un gran trabajo colectivo y que los comienzos debieron de haber sido difíciles. Pero la utopía ya es muy real.

Quizá lo que más me ha gustado es lo pronto que me sentí arropada por una solidaría comunidad de vecinas y vecinos que me ayudan y orientan cada vez que tengo algún problema en casa o en el barrio y que han facilitado mi inserción.

En mi casa no tengo que pagar esos arrendamientos abusivos ni siquiera por cada servicio básico. Mi familia puede leer, escribir, comunicarse, escuchar música, o ver cine sin pagar ningún alquiler por los electrodomésticos. Son derechos y libertades básicos defendidos por la comunidad, como el de la lectura [5], el de la escritura, el del acceso al conocimiento, y que antes no me percataba que estábamos perdiendo.

Además se prima que la vida privada, se mantenga privada, que entre el vecindario se pueda compartir nuestros bienes y conocimientos, en definitiva se vela por nuestra libertad como personas, nuestra autonomía como grupo, y el bien de la comunidad por encima de cualquier otro interés. Además, nuestros espacios colectivos son comunes, es decir de cualquier persona pero no propiedad exclusiva de ninguna en particular.

Moraleja: ¿Aún usas Software Privativo? ¿Aún usas software secreto y privativo para leer y escribir? ¿Aún usas software privativo, para ver películas y escuchar música? ¿Aún piensas que compartir tu música y tus libros es un delito? [6] ¿Aún dejas que trafiquen con tus datos privados usando mensajería privativa? ¿Aún pagas hasta por las letras tipográficas que usas? ¿Piensas que el conocimiento o las ideas pueden ser propiedad de una sola persona y no por el contrario un bien común de toda la humanidad?

Múdate a usar Software Libre [7], usa GNU/Linux. Tu libertad es importante.

Pasa unos días con nosotras y nosotros [8], y si todavía te parece que estamos en obras, vuelve en unos meses y verás que rápido avanzamos.

© Copyleft 2005-2006 Vicente J. Ruiz Jurado bajo una licencia Creative Commons, atribución, comparte por igual.

Referencias:
[1] Podemos acabar con los archivos adjuntos en Word, Richard Stallman 2002
[2] Toc, toc, ¿quién es? La BSA: Cierra la muralla, por Jorge Cortell
[3] Contra el Pago por el préstamo de obras en las Bibliotecas
[4] Impugnación del canon sobre los soportes digitales
[5] El derecho a leer, Richard Stallman, 1997.
[6] http://www.compartiresbueno.net/
[7] Para una definición de Software Libre, consultar http://es.wikipedia.org/wiki/Software_libre
[8] Recomiendo usar Ubuntu, GNU/Linux para humanos, por su facilidad de uso, http://www.ubuntu.com, puedes descargarte una copia live y probarla en tu ordenador sin ni siquiera instalarla. Pero hay muchos «barrios» similares, unos más fáciles que otros: http://distrowatch.com/

Después de varios meses con esta entrada a medio escribir, después de una interesante charla ayer con [email protected] en el Día de la Mujer, me animo a medio terminar esta entrada en mi blog para explicar de alguna forma mi punto de vista.

El año pasado en RNE3 hablaba Desmond Morris presentando su libro La mujer desnuda. El libro lo estoy leyendo poco a poco con menor entusiasmo de lo esperado. Y es que los comentarios que escuché del libro encajaba y reafirmaba opiniones personales que he ido modestamente madurando este tiempo atrás. Pero el libro me está enganchando poco por ahora.

También oí en la misma emisora a oyentes criticar a Morris de machista. Solo quiero comentar que la historia de la humanidad es en mi opinión machista y cuando se habla de ella corres el riesgo de que se confunda este hecho con tu actitud personal. Es como escribir sobre la historia del fascismo y que se te trate de fascista.

Decía Gaudí:

El gran libro, siempre abierto y que conviene esforzarse en leer, es el de la Naturaleza

y la verdad que es algo que intento hacer continuamente.

Desde hace tiempo, me gusta analizar nuestros comportamientos (de mujeres y hombres) en base a lo que nos ha hecho como somos, la evolución, y así soy capaz de entender muchas cosas de nuestro día a día.

Quizá ha sido una de las "herramientas" con las que he conocido mejor a las mujeres, y con las que me he conocido mejor a mi mismo. Es para mi una herramienta de simplificación de la complejidad de nuestros comportamientos.

Probablemente es más común analizar nuestra fisonomía en relación a la evolución que nuestra psicología.

Resumiendo mucho, creo que los mayores motivos de alegría y de tristeza de las personas están relacionados fuertemente con los "eventos evolutivos" que nos acontecen diariamente. Los eventos que aseguran nuestra evolución son, en mi opinión, los que nos proporcionan más alegría y lo contrario más tristeza. Y esto dirige nuestro comportamiento vital.

A modo de ejemplo, me viene a la memoria un libro que leí en los 90 gracias a mi amigo Joso, El animal social. Introducción a la Psicología Social de Elliot Aronson en el que hacían unos experimentos con universitarios/as sobre atracción interpersonal.

No recuerdo los detalles con exactitud, pero más o menos se hacía una encuesta a muchos universitarias/os, sobre que les atraía a ellas/os más en una persona del otro sexo, si la personalidad o el físico, y todos casi mayoritariamente, contestaban que la personalidad. Y luego median las reacciones de los mismos universitarios en diferentes experimentos, y resultaba que en la realidad, era justo lo contrario. El físico era lo que decidía.

La evolución nos marca hoy en día mucho más de lo que pensamos. Y la cultura también pero más superficialmente, las escalas temporales son totalmente diferentes.

Y también recuerdo a Manuel Vicent hace años en su columna de El País que más o menos decía que todo lo que se hace en esta vida es para fornicar. Bueno, no me gusta ser tan rudo, pero creo que no va muy desencaminado. Otra cita:

Algunas veces pienso en lo que los historiadores del futuro dirán de nosotros. Una sola frase será suficiente para definir al hombre moderno: fornicaba y leía periódicos.
Albert Camus

Y lo de leer periódicos es bastante reciente.

Pero al fin y al cabo ¿porqué estoy escribiendo esta entrada? ¿Solo por fornicar? Después de unos millones años evolucionando y los pocos miles de nuestra historia y cultura cercana (que es lo más visible en nuestro día a día) seguimos teniendo comportamientos marcadamente animales nos gusten o no. Solo hay que prestar un poco de atención a la naturaleza para intuir estas pautas, eso sí, con poca rigurosidad científica. Para más rigurosidad, acabo de descubrir en la Wikipedia que la Psicología Evolucionista se encarga de esta tarea, un término que llevaba tiempo buscando.

Fernando: A las pocas mujeres que conocí en mi vida, las admiré, las observé, traté de descifrarlas, pero nunca dejaron de ser un misterio. Nunca dejaron de sorprenderme…

Yo creo que lo que realmente importa es disfrutar de su presencia. No me di cuenta enseguida, pero después de un tiempito aprendí a escucharlas, a valorar los silencios, las miradas… Esos momentos en que parece que no les pasa nada, y les pasa un mundo… Aprendí a respetar su intuición, su inteligencia. Y aprendí a amarlas.

Guión de Lugares Comunes (c) Adolfo Aristarain y Kathy Saavedra, basado en la novela El renacimiento de Lorenzo F. Aristarain
(c) 2004 Ocho y Medio, Libros de Cine

1789Voz de Fernando (O.S.): La lucidez es un don y es un castigo. Está todo en la palabra: Lúcido viene de Lucifer, el Arcángel rebelde, el Demonio… Pero también se llama Lucifer el Lucero del Alba, la primera estrella, la más brillante, la última en apagarse… Lúcido viene de Lucifer y de Lucifer viene Lux, de Ferous, que quiere decir ‘el que tiene luz, el que genera luz que permite la visión interior’… El bien y el mal, todo junto. La lucidez es dolor, y el único placer que uno puede conocer, lo único que se parecerá remotamente a la alegría, será el placer de ser consciente de la propia lucidez… "El silencio de la compresión del mero estar. En esto se van los años. En esto se fue la bella alegría animal". Pizarnik genial.
(…)
Voz de Fernando (O.S.): El lúcido puede seguir viviendo mientras conserve el instinto de la especie, el impulso vital. Es muy posible que con los años esa fuerza instintiva y oscura se pierda. Es necesario entonces apelar a algo parecido a la fe. Hay que inventarse un motivo, una meta que nos permita reemplazar el impulso animal que se ha perdido por una voluntad fríamente racional. Pero esa voluntad es un motor muy difícil de mantener. De repente y sin motivo, se va, se apaga, desaparece. Es entonces cuando se sigue o no se sigue, se puede o no se puede.
Y si no se puede, no hay culpa. No importa el amor de los otros, ni el amor que uno siente por ellos. Si uno no sigue, todo sigue sin uno y sigue igual. Todo pasa, la ausencia pasa. Se conoce a la muerte antes de morir: es un final antiguo, rutinario y común. Es un final deseado que se espera sin temor, porque uno lo ha vivido muchas veces. Todo da igual.

Guión de Lugares Comunes (c) Adolfo Aristarain y Kathy Saavedra, basado en la novela El renacimiento de Lorenzo F. Aristarain
(c) 2004 Ocho y Medio, Libros de Cine

Fernando: Guarden los apuntes. No vamos a hablar de Rayuela. Terminen de leerlo los que no lo hayan hecho y léanlo bien, no se dejen engañar por la forma o por el humor de Cortázar: es la historia de amor más desgarrada que conozco.

Mientras habla se levanta de su asiento y se acerca a la primera fila de alumnos.

Fernando
: ¿Alguien tiene un cigarrillo? Y fuego. Gracias.

Se lo dan, sorprendidos. Lo enciende mientras vuelve a su tarima, sin dejar de hablarles. Algún alumno pregunta si a partir de ahora se puede fumar. Fernando asiente con un gesto.

Fernando
: Espero que sientan el mismo placer que sentí yo al leerla. Si no les mueve un pedo, los que se joden son ustedes.
Cuando termine el año casi todos serán profesores. De literatura no saben demasiado, pero es suficiente para empezar a enseñar. Eso no es lo que me preocupa. Me preocupa que tengan siempre presente que enseñar quiere decir mostrar. Mostrar no es adoctrinar, es dar información pero dando también, el método para entender, analizar, razonar y cuestionar una información.

Algunos alumnos lo escuchan con atención. Otros están obviamente distraídos o abstraídos en garabatear las hojas de un bloc de apuntes.

Fernando
: Si alguno de ustedes es un deficiente mental y cree en verdades reveladas, dogmas religiosos o doctrinas políticas, sería saludable que se dedicaran a otra profesión, a predicar en un templo o desde una tribuna. Si por desgracia siguen en esto, traten de dejar las supersticiones en el pasillo antes de entrar al aula.
No obliguen a sus alumnos a estudiar de memoria, no sirve. Lo que se impone por la fuerza se rechaza y en poco tiempo se borra. Ningún chico será mejor persona por saber de memoria en qué año nació Cervantes. Pónganse como meta hacerlos pensar, que duden, que se hagan preguntas. No los valoren por las respuestas, las respuestas no son la verdad, buscan una verdad que siempre será relativa. Las mejores preguntas son las que se vienen repitiendo desde los filósofos griegos. Muchas ya son lugares comunes, pero no pierden vigencia: Qué, cómo, cuándo, dónde, por qué. Si en esto también aceptamos eso de que "la meta es el camino", no nos sirve como respuesta. Describe la tragedia, pero no la explica.
Hay una misión o un mandato que quiero que cumplan. Es una misión que nadie les ha dado pero que yo espero que ustedes, como maestros, se impongan a sí mismos: despierten en sus alumnos el dolor de la lucidez. Sin límites. Sin piedad.

Guión de Lugares Comunes (c) Adolfo Aristarain y Kathy Saavedra, basado en la novela El renacimiento de Lorenzo F. Aristarain
(c) 2004 Ocho y Medio, Libros de Cine

Ayer estuvimos en el concierto del trío californiano Mother Superior en mi querida Sala Sol. Les teloneaban The Soulbreaker Company, y Hash ambos peninsulares.

Los dos teloneros tocaron un correcto Rock & Roll que sin embargo no me emociono (eran académicos como decía Paco). Unos días atrás estuvimos también por casualidad en un concierto de Jazz y el sentimiento fue similar. Recuerdo que pensé: "Vale, estos chicos saben tocar Jazz, pero … puf, no me dicen nada".

Entonces empecé a pensar, si es que ya solo me entusiasmaba lo peculiar, lo que destacaba, lo diferente, lo singular, la ‘Nouveau Cuisine’ frente a lo que era la Cocina más Tradicional.

Pero salieron a escena Mother Superior y el entuerto se aclaró.

Los Mother Superior levantaron al público con un clásico Rock & Roll realmente contundente, básico, energético, emocionante, brutal, brutal, brutal. Si tenéis ocasión de verlos en directo, no os los perdáis.

Entonces pensé que con los mismos ingredientes (parecidos instrumentos), y con unas recetas similares de cocina tradicional (mismo estilo clásico) los Mother Superior estaban cocinando un plato exquisito, mientras que el resto habían cocinado algo rico, pero nada más.

Gracias Joso, como siempre, por la recomendación y por animarnos a ir al concierto.

This work by vjrj is licensed under a Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 Spain.