Archives for posts with tag: Asia

perspectivaA los/as interesados/as por la sexualidad taoísta/tántrica, les recomiendo la película No mires para abajo de Eliseo Subiela («El lado oscuro del corazón», «Despabilate Amor»…).

Para quien sepa mínimamente de que va el tema entenderá las enseñanzas, guiños y citas que hay a lo largo del film, y obviará el contenido más explicito (aunque me parece bastante bello y «antiporno» como pretendía el director).

Para quien no, pues le pasará como al de la crítica de Soitu que se entera de misa la mitad, y ni eso. Esta crítica está mucho mejor.

Premio Mejor actriz, Mejor actor, Mejor Película y Premio del Público del Festival de Madrid ¡?… entre otros.

Abstenerse argentinofobos…

Algunas citas:

«…y las gentes piensan que las naves [refiriéndose a los ovnis] van a venir de fuera…»

la cita es más larga e interesante, pero dejémosla ahí. Más citas, «agárranse los machos»:

«Todas las debilidades del hombre cabe atribuirlas a formas defectuosas de amar.»

que es en realidad de Su Nu Ching, la muchacha sencilla.

«Si me amo, te amo, y si te amo, me amo.»

del poeta afgano Rumi. Y para las personas que estáis lejos o las que sufren con la temporalidad del amor (como de otras tantas cosas):

«En la vida estarás siempre diciendo adiós. Que eso no te impida amar.»

Al final, y explicándolo para las/os más «agrícolas», el «truco» principal está en retrasar el espigado… o explicado para todos los públicos, el truco está en prolongar nuestra vida amando ¿Qué más se puede pedir?

Que ustedes lo disfruten…

Sigo de recomendaciones.

He redescubierto el documental sobre la guerra del Vientam In The Year Of The Pig (En el año del cerdo) gracias a Naranjas de Hiroshima. El primer enlace incluye vídeo y subtítulos en español online.

La vi hace tiempo en La Filmoteca de Madrid y me impacto bastaaante. Acababa de conocer Vietnam con mi amigo Rober y bueno, se juntó un poquito todo. Hace ya diez años de aquel viaje, ufff….

Maravillado por el país y sus gentes, la frase que se me repitió durante aquel viaje fue, "¿Qué coño se les perdió aquí a los yanquis!".

La peli responde alguna que otra de estas preguntas.

Impresionante la desproporción de bajas: entre 3 y 4 millones de vietnamitas, 2 millones de laosianos y camboyanos y …. 60 mil norteamericanos.

Los recuerdos de la escena del monje bonzo en el documental son difíciles de olvidar. Y sí es la misma escena que usaron en la portada del primer disco de RATM, uno de mis preferidos (para según que momento).

Ah, potente la cita del Vietcong que parafraseaba un amigo hace unos días mientras cavábamos una zanga para arreglar un invernadero: «convierte tu odio en trabajo». No es que tuviéramos mucho odio, pero bueno…

Por cierto, ya que estamos de recomendaciones Naranjas de Hiroshima junto con Socially Resposible FIlms son dos de mis fuentes principales de documentales "de esos de pensar" que diría el Joso…

Van dedicadas estas modestas líneas al Robertito por invitarme a viajar con él por Asia (por la cara) y al que tiempo después le estropeé/agrié una cita recomendándole que vieran este docu 🙂

This work by vjrj is licensed under a Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 Spain.