Yo soy limpiabotas. Cobro tres euros por limpiar unos zapatos, estoy en una situación casi marginal. Sin embargo, soy un tío orgulloso. Tengo el ego gordito y pienso: quién es capaz de hacerle un regalo a millones de japoneses, canadienses, cariocas o madrileños…Javier Castaño

Qué historia más bonita he pescado en twitter (vía @teclista):

Javier Castaño, se dedicó en los primeros momentos de twitter a registrar dominios de países, ciudades, y regiones tales como @canada, o @madrid, @andalucia, etc, y luego se los ha ido donando a los diferentes gobiernos (como el Ayuntamiento de Madrid, etc, etc, etc).

La noticia en el Washington Post y en la BBC explica con detalle la elegancia y generosidad de Javier Castaño. Vaya personaje. Eso si que es donar de lo privado a lo público, a lo común, al bien común.

Como cuentan, una de esas cuentas era @sweden, que ahora la gestiona un [email protected] diferente cada semana.

En fin, el tal @xabel se merece cuanto menos que lo mencionemos y lo usemos de ejemplo…

Me recuerda a un cita que encontré en un libro de Bertrand Russell:

Producción sin posesión, acción sin ambición, desarrollo sin dominio.

Lao-tzu, Filósofo chino (604 BC – 531 BC)