tao linealContinúo con otro de mis artículos lleno de intuiciones, observaciones, lecturas, razonamientos y vivencias muy personales, y poca argumentación científica "clásica" por mi parte. Que cada una/o se cree su propia opinión.

Y continúo también con el tema de la sexualidad y el taoísmo.

Tengo la sensación de que ya he escrito esto antes, y es por que he hablado bastante del tema con [email protected] últimamente. Da gusto, el texto, sale solo.

Mi tesis en este caso, así a grandes rasgos y un poco burdamente, es que la inactividad mental y/o física produce la muerte, más bien suelo decir, que la pereza física y/o mental nos produce a la larga la muerte y hay que tratar de mantenerse activo/a con la edad todo lo posible.

Quien no conoce el caso de esa pareja de ancianos que viven para cuidarse el uno del otro y en cuando uno de ellos muere, su pareja le sigue al poco tiempo.

También recuerdo como mi abuela materna, una gran mujer en todos los sentidos fue perdiendo capacidades con la inactividad.

Adoro ver a personas muy mayores que se mantienen totalmente activas. El arquitecto Niemeyer rondando los 100 años, sigue envuelto en mil proyectos y se acaba de casar de nuevo.

La petite mort

Nuestra vida se simplifica a un nacer, crecer, reproducirse y morir. Lo siento, no nos diferenciamos de otras especies. Y cuando la penúltima etapa se completa, ya poco nos queda que hacer por estos lares. Hay que buscarse excusas, citando de nuevo el guión de Lugares Comunes:

El lúcido puede seguir viviendo mientras conserve el instinto de la especie, el impulso vital. Es muy posible que con los años esa fuerza instintiva y oscura se pierda. Es necesario entonces apelar a algo parecido a la fe. Hay que inventarse un motivo, una meta que nos permita reemplazar el impulso animal que se ha perdido por una voluntad fríamente racional.

¿Y por qué perder el impulso animal? ¿por qué no extenderlo?

Y bueno, los antiguos taoístas, grandes observadores y estudiosos de la longevidad en todas las facetas de la vida, mantenían que una vida sexual activa en la vejez contribuía a la longevidad. También una alimentación equilibrada, y otras cosas. Pero ahora vamos a centrarnos en la sexualidad.

Y mirémoslo así. Si prolongas tu etapa sexual (léase pseudo-reproductiva) durante la vejez, claro, tu cuerpo se siente con un gran objetivo para mantenerse en activo.

Centrándonos en el hombre, para los taoístas, si según envejeces eyaculas con una periodicidad cada vez menor, con la edad mantienes una vida sexual activa y favorece la longevidad. El "Cultivo de la energía vital".

En mi opinión, durante la eyaculación, das lo mejor de ti (incluso una parte de ti) para dar vida, para crear vida. Al no producirse la eyaculación además de un ahorro brutal de energía, lo que se origina también con tu pareja es una mayor pasión, un replanteamiento del fin del acto, que bien llevado (ignorando la eyaculación como objetivo) mejora también tu relación de pareja.

Para mi todo, por lo que me ha tocado vivir, tiene mucho sentido. Por poner un ejemplo, para mi han quedado lejos o muy ocasionales esos días de desgana y pereza, que durante años ha sido la normalidad.

Siento escribir desde una posición masculina, pero es desde donde puedo hablar.

Rizando el rizo

Y ahora voy a intentar unir la temporalidad del enamoramiento con la sexualidad taoísta. Cito un párrafo de la wikipedia, hablando del control de la eyaculación (Coitus Reservatus):

The primary purpose of karezza is the maintenance, and indeed intensification, of desire within the context of long term relationships. According to Stockham, it takes two weeks to a month for the body to recover from ejaculation. If ejaculation is experienced more frequently, the effect is to ‘drain the basin’ before it has been replenished. This, in turn, induces feelings of irritation and rejection of the lover, as the body seeks to prevent further ejaculation. However, and arguably especially in modern Western culture where ‘more is better’, people often pursue orgasms, and therefore ejaculations as a way of trying to overcome those feelings, thus compounding the problem. The result is that over time – and reportedly within two to four years – the ‘honeymoon of desire’ is over, leading to substantial change in the nature of the relationship. Stockham’s advocacy was that this same ‘honeymoon period’ could be maintained in perpetuity through limiting the frequency of ejaculation.

Solo comentar, que este último párrafo casi no puedo opinar desde la experiencia, ya que mi experiencia ha sido siempre la temporalidad. Ya veremos que sucede en unos años… el tema promete, aunque la perpetuidad… en fin…

Concluyendo

Cierro con una cita de Alejandro Dolina de sus "Crónicas Del Ángel Gris":

Admitía que la pena de amor conducía al arte. Pero también sostenía que el propósito final del arte es el amor. La recompensa del artista es ser amado.
(…)
Los autores de aforismos extrajeron de estas realidades una conclusión modesta: si no fuera por el amor, nadie haría gran cosa.

Substituye arte y artista por lo que más te apetezca: filosofía/filosofo, activismo/activista, oratoria/orador, escritura/blogger, etc. Sí, Dolina es ese presentador de radio argentino y también escritor que decía:

Las mujeres son la causa de todas las acciones de los hombres. Hablo porque hay mujeres escuchándome.

Genial…

En resumen, hay que mantener la actividad física/mental durante toda la vida… y por supuesto la actividad amorosa 😉